"Si en ANCAP hubo mala gestión hay que pedir disculpas públicamente y corregirla"

El director de Trabajo considera necesario que el Frente Amplio despeje si existió "corrupción" en el ente
Al director de Trabajo, el comunista Juan Castillo, no le gustó la exposición pública de las diferencias entre los principales líderes y sectores del Frente Amplio que surgieron a raíz de la investigación sobre la gestión de ANCAP. Ahora pretende que la interna oficialista despeje si en la gestión del ente existió corrupción, y que si hubo mala gestión se pidan disculpas públicas y se cambie la pisada. Este es un extracto de la entrevista que mantuvo con Mariano López en El Observador TV, en la que también habló de su rol en el ministerio y de su pasado como sindicalista.

Lleva 10 meses como director de Trabajo, ¿cómo es esa experiencia? ¿Cómo es estar del otro lado?
No hay jubilación de sindicalista. Yo me sigo sintiendo sindicalista porque es lo que hice toda mi vida. Mantener el equilibrio es asumir un grado de ubicación. Cumplo roles distintos. Yo jamás hubiese pensado en estar en una responsabilidad de gobierno. Siento que estoy aprendiendo todos los días. En cada entrevista que me hacen tengo que tratar de posicionarme en que soy el director de Trabajo. Antes tenía que responder frente a 2.000 portuarios o ante 300 mil afiliados a la central sindical. Ahora tengo que responder ante 3 millones de uruguayos.

Entonces alguna vez tuvo que reprimir el discurso sindical que le sale solo...
Sí, pero yo no tengo sentido vergonzante en lo que hago. Todo lo hice con ganas y puse lo mejor de mí. Si yo peleé para que el Frente Amplio fuera gobierno, es porque soy frenteamplista y voy a cumplir el rol que el Frente Amplio me pida. Mientras esté acá, la búsqueda objetiva del equilibrio en las relaciones laborales la seguimos haciendo, no es fácil porque las partes se posicionan en forma muy dura y ahí está el arte de negociar. Tienen que tener la misma flexibilidad los trabajadores como el empleador. Pero yo no me arrepiento de ninguna cosa que hice como dirigente sindical, y ahora no me arrepiento de llevar adelante un programa de gobierno del Frente Amplio que en este momento y coyuntura es lo más justo que hay. No es lo deseable, a mi me hubiese gustado ser integrante del gobierno en una situación del país y región mejor, pero es lo que me tocó.

Desde que asumió el momento más difícil fue cuando el gobierno declaró la esencialidad en la enseñanza pública. Por ese hecho estuvo a punto de salir.
Sí, a pocos minutos. A las 11 y 10 de la noche del domingo firmamos el acuerdo con los gremios de la educación que permitió no aplicar los servicios esenciales.

Si no, se iba.
Sí, está claro. Yo con servicios esenciales no estaba en el gobierno. Se lo había dicho a quien se lo tenía que decir, al ministro Ernesto Murro y al secretario general de mi partido. Yo soy fiel a mis ideas y si peleé toda la vida contra los servicios esenciales, no creía que se tuvieran que aplicar.

¿Con qué grado de preocupación está siguiendo la situación deficitaria de ANCAP?
Es preocupante para la izquierda. Es el doble de preocupante para los que no podemos o no tenemos un rol directo allí, porque como frenteamplistas nosotros necesitamos tener todo el debate y la información dentro de las estructuras orgánicas y hemos sido protagonistas de una exposición pública que parecía capítulos de una telenovela. Que incluye además el papel lógico que cumple la oposición denunciando cosas que le parece que puede ser políticamente bueno denunciar, o porque tienen el deber de hacerlo, y otra es lo que no termina en nada. ¿A qué termina conduciendo? Por ejemplo, a que los propios dirigentes nos terminemos pasando facturas o cartas entre nosotros pudiendo hacer una discusión en la interna orgánica que nos permita sacar luz. He sido muy cuidadoso en este caso de no responsabilizar al medio de comunicación porque quienes estamos dando la letra somos nosotros. Yo contesté desde el punto de vista de los frenteamplistas preocupados por una gestión, que peleamos por un programa de gobierno, que queremos de verdad cambiar el país, nos preocupa que si hay que reconocer públicamente que estuvimos frente a un lugar donde hicimos mala gestión, hay que salir y pedir disculpas porque hicimos mala gestión, y de inmediato corregirla. Lo otro parece ser más para el escaparate público que algo que nos conduzca a alguna cuestión política, y de hecho poder informar si hubo o no corrupción, porque siempre queda latente. ¿Alguien se puso un peso en el bolsillo? ¿Se favoreció a algún amigo o familiar? Esto es lo que hay que tratar de disipar, esos fantasmas, y el Frente Amplio debe hacerlo.

Juan Castillo: "El FA debe disipar las dudas de corrupción en Ancap"


¿Y de qué manera debe hacerlo el Frente Amplio?
Hay dos cosas que estoy sintiendo. Hasta el 15 de enero tienen tiempo los senadores del Frente Amplio que trabajaron en la comisión investigadora, de preparar un informe, y que con ese informe la estructura frenteamplista pueda tomar decisiones en torno a la responsabilidad política de los que están al frente de la gestión. De hecho, cualquiera que tenga elementos para hacer una denuncia penal porque se esté frente a un delito, también debe denunciarlo penalmente.

¿Viene complicado el camino para el Frente Amplio pensando en volver a ganar una elección?
Estamos muy lejos. Recién empieza la gestión. Nadie preveía que fuera a pasar todo esto. Ocurrió, ojalá que la respuesta o salida sea la más indicada políticamente hablando para la fuerza política y correctamente hablando desde el punto de vista de los intereses de la población. Yo veo lejos el hecho de que nosotros mismos, los frenteamplistas, estemos diciendo "este está diciendo esto porque se perfila como posible candidato".

Es el caso de (Raúl) Sendic o de (Daniel) Martínez, que son las figuras más señaladas.
Sí, y hay algunas compañeras también. Como los han nombrado o puesto en el candelero como posibles candidatos o futuras figuras de relevo parece que hay que buscarles si tienen un callo. No, no puede ser candidato alguien que tenga un callo. l


Populares de la sección