Siembran dudas sobre llegada de La Niña

Especialistas coinciden que recién en junio se podrá conocer esa posibilidad

La llegada del fenómeno climático La Niña en el segundo semestre de este año es altamente probable, pero habrá que esperar hasta mediados del mes que viene para poder definir su intensidad, según coincidieron especialistas de Uruguay y Argentina. La información genera expectativa en el sector agrícola, especialmente para los próximos cultivos de verano, porque La Niña significa menores lluvias de lo normal y hasta sequías.

La probabilidad de que ocurra este fenómeno, especialmente a partir de octubre, "es de un 70%, pero no se sabe aún cuál puede ser su intensidad", destacó a El Observador el asesor de la Dirección del Instituto Nacional Uruguayo de Meteorología (Inumet), Mario Bidegain.

En la misma línea se manifestó la especialista argentina, Stella Carballo, del Instituto de Clima y Agua del Instituto Nacional de Tecnología Argentina (INTA), quien señaló también que no necesariamente luego de un año Niño, viene un año Niña.

La llegada de La Niña puede ser también de fase neutra negativa o débil

Además, es necesario establecer cuáles serían las características de ocurrir un fenómeno de esa naturaleza y especialmente su intensidad; es decir, si es débil, intermedio o fuerte, declaró al programa Tiempo de Cambio, de radio Rural.

La experta dijo que ha comenzado el enfriamiento de la temperatura de las aguas del oceáno Pacífico, pero que se está produciendo más lentamente de lo previsto. Esto fortalece la idea de que puede convertirse en una fase neutra negativa, o una Niña débil.

En consecuencia, todavía hay tiempo hasta mediados de junio para saber las características de este fenómeno y su intensidad. En términos agrícolas -y según la intensidad del fenómeno- se pueden ver afectados por falta de agua los cultivos de verano tempranos como la soja o el maíz, afirmó Carballo.

Por otra parte, Bidegain estimó que a fines de mayo o principios de junio habrá desaparecido totalmente el fenómeno Niño, que produjo los excesos de precipitaciones en el país.

Tendencias climáticas

Las previsiones climáticas trimestrales del Inumet indican que el trimestre de mayo a julio presentará lluvias por encima de lo normal solo en el departamento de Artigas y alrededores, en tanto que aún no está definido que ocurran en este invierno temperaturas por debajo de lo normal.

Bidegain explicó que en materia de precipitaciones con la salvedad mencionada anteriormente, en el resto del país se esperan lluvias en condiciones normales.

Gran parte de Uruguay tendrá posiblemente condiciones normales de temperaturas en el invierno

En materia de temperatura no están aún muy definidas las perspectivas para este próximo invierno, considerando que Uruguay está en una zona de transición entre el sur de Brasil, que tendrá registros por encima de lo normal, y Argentina, donde posiblemente se presenten valores por debajo de lo normal.

Por lo tanto, gran parte de Uruguay tendrá posiblemente condiciones normales en materia de temperaturas, con excepción de la frontera con Brasil que tendría valores por encima de lo normal y el litoral oeste que podría tener temperaturas por debajo de la normal.

Una vez que desaparezca la fase cálida del Niño se podrá tener mayor certeza si las temperaturas de julio y agosto puedan estar por debajo de normal, afirmó Bidegain.


Populares de la sección