Siete preguntas para entender una noticia sobre nutrición

En un mundo donde el flujo de información es constante, resulta difícil discernir entre una investigación confiable y estudios con poco peso
En los últimos tiempos se escucha hablar sobre temas de nutrición con aparente veracidad científica. Lo cierto es que la nutrición es compleja y en los medios suele ser simplificada. Entonces es recomendable prestar atención a ciertos puntos cuando se escucha una noticia de esta índole:


1. Lo que muchas veces pasan por alto los medios de comunicación es el contexto, es decir, cómo los resultados de un nuevo estudio encajan en toda la evidencia existente acerca de ese tema. Cuál es el peso de la evidencia.

2. Se debe tener en cuenta si la noticia de nutrición está informando sobre los resultados de un único o de varios estudios, ya que rara vez un único estudio es suficiente como para justificar que la gente modifique su comportamiento basado en sus resultados.

3. Otro aspecto importante a saber es el tamaño del estudio, pues aquellos que se hacen con muestras grandes suelen dar resultados más fiables que los estudios más pequeños.

4. Se debe observar, además, si el estudio fue llevado a cabo a través de experimentación con animales o con seres humanos. Muchos estudios importantes se han realizado en animales, pero cuando se trata de ver cómo afectan los alimentos y nutrientes a la salud humana, lo mejor será que estos sean estudiados en seres humanos.

5. Algunas enfermedades como las del corazón o la osteoporosis generalmente toman décadas para desarrollarse. Y para evitar esperar tanto tiempo, los investigadores tienden a fijarse en los marcadores de estas enfermedades que, sin embargo, no necesariamente implican que la misma se vaya a producir. Por eso, es importante saber si el estudio midió marcadores o eventos patológicos reales.

6. Hay que ver de qué modo se evaluó la dieta de los participantes. Algunos métodos de evaluación son mejores que otros y los buenos estudios deben reflejar una metodología sólida.

7. Por último, es importante saber qué tipo de estudio es. Hay diferentes tipos de estudios que incluyen los de cohortes, los controlados aleatorizados, metaanálisis, revisiones sistemáticas, casos y controles y estudios en animales. De acuerdo al contexto y dependiendo de qué se trate, por momentos un tipo determinado de estudio será más útil que los otros.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: Alimmenta