Siete saludables razones para comer más arándanos

Una fruta pequeña, pero con grandes beneficios

Ya es bien sabido que gracias al color azul de su piel, los arándanos son ricos en antioxidantes, pero las últimas investigaciones han encontrado aún más razones para consumirlos.

1. Contribuyen al metabolismo de las grasas

Investigadores han descubierto que cuando se consumen arándanos durante el ejercicio, los efectos metabólicos de la actividad física sobre la grasa corporal duran más. Además, se cree que el ejercicio también contribuye a favorecer la absorción de sus antioxidantes, los polifenoles.

2. Reducen el riesgo de diabetes

Dos recientes estudios de la Universidad de Maine, EEUU, han descubierto que una dieta rica en arándanos podría dar lugar a una mejora en los marcadores de síndrome metabólico, un problema creciente de salud cuyos síntomas incluyen el aumento de la presión arterial, colesterol y azúcar en sangre, lo cual puede dar lugar al desarrollo de diabetes.

3. Contribuyen a la felicidad

Una reciente investigación presentada en el año 2015 en Boston, sugiere que estos frutos podrían resultar útiles en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático. De hecho, también aumentarían los niveles de serotonina, una hormona relacionada con el estado de ánimo.

4. Protegen contra enfermedades cardiovasculares

La tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares tiende a aumentar en las mujeres posmenopáusicas. Sin embargo, los arándanos podrían ayudar, al mejorar los niveles de producción de óxido nítrico, una sustancia que, según los investigadores, contribuiría a regular la presión sanguínea y la rigidez arterial.

5. Aumentan la inteligencia

De acuerdo a investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, los fitoquímicos presentes en los arándanos protegerían la regeneración celular del cerebro, lo cual también prevendría el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Por su alta concentración y combinación de varios tipos de antioxidantes, estos frutos serían mejores que cualquier otro en sus efectos positivos en la salud del cerebro.

6. Mejoran el sistema inmunológico

Un reciente estudio que investiga los efectos protectores de un polvo proteico enriquecido con polifenoles en atletas, muestra que tanto los arándanos como el té verde y la soja, protegerían a los deportistas contra las infecciones virales luego del ejercicio riguroso.

7. Combate los efectos de una dieta alta en grasas

Una dieta que incluye arándanos podría mejorar la inflamación asociada a citoquinas, células inflamatorias, presión arterial sistólica, tolerancia a la glucosa, sensibilidad a la insulina, ganancia de peso, grasa corporal y metabolismo energético. A pesar de que los animales utilizados en el estudio mantenían una dieta rica en grasas, los marcadores de inflamación mejoraron significativamente.


Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: FitnessRepublic