Sin apoyo oficial, el arándano puede morir

Productores y exportadores piden una mano al gobierno para superar la crisis

En medio de una crisis sin precedentes para el sector, los productores de arándanos lanzaron un SOS al gobierno. En una carta de la Unión de Productores y Exportadores Frutihortícolas del Uruguay (Upefruy) al ministro de Economía, Danilo Astori, solicitaron "restablecer para la zafra 2016 el crédito fiscal al nivel que prevaleció hasta la zafra 2015 y proyectar para los próximos años las condiciones para superar los problemas actuales".

En la misiva, a la que accedió El Observador Agropecuario, firmada por el presidente de Upefruy, Carlos Fraschini, se advierte que es "cuasi inviable producir rentablemente en Uruguay en un contexto histórico de baja de precios del arándano, y debido a "los costos de producir, cosechar, empacar y transportar medidos en dólares; y los costos de entrar en cada mercado (aranceles)".

Para graficar el difícil momento, la carta recuerda a Astori una misiva anterior del 14 de noviembre pasado, donde se mostró al ministro de Economía "la evolución histórica desde 2003 a la fecha, los principales hitos que cambiaron el paradigma del negocio del arándano y cómo el 75% de las empresas cerró, desapareciendo más de la mitad del área plantada con una reducción de 820 a 370 hectáreas".

Pese a ello, "las chacras que están en producción procuran incorporar mejoras y nuevas variedades más tempranas y productivas que mejoren su competitividad, en un escenario adverso de balances negativos e inversión aun sin recuperar", sostiene la carta a Astori.

Fue en noviembre pasado que se solicitó al gobierno "el mantenimiento del crédito fiscal por IVA para el año 2016, según se faculta al Poder Ejecutivo en la ley 19.407, para apuntalar esta transformación".

Los productores de arándanos sufrieron una abrupta caída de precios en la zafra pasada

La carta recuerda que, aún en un año como 2016, donde la crisis de precios obligó a dejar sin cosechar la mitad del área de arándanos, el sector "demandó más de 370 mil jornales (71.500 permanentes y casi 300 mil jornales zafrales durante el año: cosecha y poda), en zonas del interior, ocupando mano de obra de baja capacitación (particularmente en períodos de zafra, que no tiene otras opciones laborales. Trabajo fundamentalmente femenino que las dignifican a sí mismas y la imagen que sus hijos perciben, con sueldos dignos en ambientes de trabajo humanos, cumpliendo todas las normas laborales en un marco de certificaciones internacionales en nuestras empresas".

La carta de Upefruy asegura que "es por esos motivos que el beneficio fiscal –otorgado a través del IVA hasta la zafra 2015– ha sido vital en la decisión empresarial de seguir en el empeño de producir. Y capear el temporal proactivamente: con incorporación de variedades más precoces y productivas con mejor post cosecha, nuevas y más productivas tecnologías de empaque, entre otras acciones".

En un último alerta, la misiva advierte que "es muy difícil mantener el esfuerzo productivo cuando las variables relevantes son persistentemente negativas en una década", con costos productivos "muy caros en dólares" y desventaja con competidores" que no pagan aranceles para ingresar a los mercados.

Una buena

Por otra parte, (Upefruy) seguirá siendo la referencia de Uruguay en fruta para el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por su sigla en inglés), luego de la firma de la renovación del vínculo entre las partes (ver foto). Upefruy coopera para que los inspectores estadounidenses hagan su trabajo en pre embarque de frutas.


Populares de la sección

Acerca del autor