Sin competencia de Argentina

Columna de opinión publicada en El Observador Agropecuario

No parece haber probabilidades que la Argentina pueda en los próximos años revertir el fenomenal espiral descendente de la cadena de la carne.

Llego a esa conclusión luego de haber escuchado técnicos de la organización CREA durante la jornada que se realizó en Saladillo para presentar los resultados de la Tercera Evaluación de toritos Angus del CREA cabañas. La mayoría de estas cabañas mide con el tan acreditado sistema de medición Angus Argentino Breedplan.

En dicha reunión, que además fue interesantísima, con muy buena asistencia, se presentaron los resultados de la evaluación de unos 40 toritos de un año que estuvieron encerrados en un feedlot durante 120 días sometidos a toda clase de mediciones. No solamente de performance, sino también de calidad de carne y de calidad seminal.

A todos estos atributos medidos, el grupo técnico de la Universidad de Buenos Aires (cátedra de mejoramiento genético) les adjudicó un peso relativo y en base a esto armó un “índice” para la prueba que sintetizó el desempeño de cada reproductor en un solo número. 

Volviendo al tema de las perspectivas de la Argentina de pasar a competir en el mundo de la carne, se ve muy difícil porque la cadena se encuentra totalmente desarticulada.

Frigoríficos cerrados por doquier, falta de novillos, menores cosechas de terneros, algo (aunque sea muy poco pesa) de retención de hembras y falta de genética para hacer novillo pesado. Además, una menor faena. Es decir: no se ve por ningún lado una señal que permita avizorar una luz al final del túnel. Encima el consumo interno viene aflojando. La cancha está despejada por estos barrios.


Fuente: Por Arturo Vierheller (h), especial para El Observador

Populares de la sección

Comentarios