Sin soluciones de fondo al cierre del Museo del Carnaval

Daniel Martínez confirmó el apoyo de la intendencia, pero no es suficiente para cubrir el presupuesto

El Museo del Carnaval permanece cerrado, nada cambió en las últimas 24 horas y según fuentes cercanas a los funcionarios para que eso se modifique es imprescindible que los nueve empleados que están en el seguro de paro puedan reintegrarse a sus labores, para lo cual es igual de imprescindible que se diseñe un mecanismo que permita cubrir el presupuesto anual.


Más allá del anuncio realizado por el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, de efectuar el aporte económico al cual está comprometido la intendencia como integrante del fideicomiso que dirige al museo, eso no es suficiente para que se cubra el presupuesto y, por lo tanto, nueve de los 11 funcionarios continúan en el seguro de paro.


Según supo El Observador, en las próximas horas habrá una reunión entre los integrantes del fideicomiso tendiente a destrabar esta situación, considerando que los reclamos ante el cierre del museo se han incrementado y desde diversos ámbitos, no solo el carnavalero, también de parte de operadores turísticos, por ejemplo.


Resta resolver la obtención de $ 4.000.000 anuales para el presupuesto del Museo del Carnaval.


El presupuesto anual del museo es de poco menos de $ 10 millones, lo cual incluye lo que se invierte para el desarrollo de las distintas actividades culturales y en tareas de mantenimiento, pero también los salarios y los aportes correspondientes por el conjunto de 11 trabajadores.


Con el paso del tiempo, luego de su creación a mediados de la década pasada, el museo fue generando ingresos cada vez mayores, al punto tal que en 2015 los mismos soportaron casi el 50% del presupuesto señalado.


Los ingresos constantes que cada año hay proceden de tres de los cuatro fideicomitentes: $ 750 mil de la Intendencia de Montevideo y US$ 10.000 (unos $ 320 mil) de cada ministerio, el de Turismo y el de Educación y Cultura. Esos montos no se ajustan cada año por IPC, vale precisarlo.


El restante integrante del fideicomiso que dirige al museo, la Administración Nacional de Puertos, aporta al proyecto el predio donde está el museo, que le pertenece, pero además ha cumplido con otros aportes adicionales, no económicos, considerados muy valiosos por los funcionarios.


El aporte de la intendencia en 2016, que según un funcionario consultado por El Observador en cierto momento estuvo en duda, en las últimas horas fue confirmado por el intendente Martínez. Además, en la intendencia se decidió que el museo paseo ahora a la órbita del Departamento de Cultura, desde el área de Desarrollo Económico, lo que ambienta que pueda incrementarse el presupuesto asignado.


De todos modos, lo generado por el museo y lo que aportan los fideicomitentes lejos está de los casi $ 10 millones; resta resolver la obtención de alrededor $ 4.000.000.


Eso, en otros años, se logró mediantes los aportes de sponsors, por ejemplo el BROU, OSE, Ancap y Antel. Dadas las restricciones en el gasto impuestas desde el gobierno, esa fuente extra de dinero no está, al menos para este ejercicio y salvo alguna excepción.


También hubo en más de una oportunidad aportes adicionales de los fideicomitentes que permitieron cubrir el presupuesto.


Otro funcionario destacó que "lo malo es que los números no nos dan, lo bueno es que los números son claritos, están 100% auditados por la Corporación Nacional para el Desarrollo".


De los 11 funcionarios del museo, nueve fueron enviados al seguro de paro.


Quedaron activas dos damas, la encargada del área de administración y la encargada comercial.


La tarea de ambas permite seguir brindando servicios que generan ingresos al fideicomiso, sosteniendo la realización de actividades educativas y artísticas programadas, a fin de no perjudicar a nadie.


Por ejemplo, puede funcionar la parrillada que está en el predio y las escuelitas que tenían agendadas su visita al museo podrán realizarlas.


Emoción y debate


Graciela Michelini, directora general del Museo del Carnaval, dijo en la noche de este miércoles a El Observador que estaba muy preocupada por lo que estaba pasando y que lo que hay que generar es un buen debate sobre lo que se quiere tener: "si lo que se quiere tener es un Museo del Carnaval, con todo lo que ello implica, eso tiene su costo y me parece que el presupuesto que manejamos no es caro para todo lo que se hace. Ahora, también se puede tener una sala de exposiciones y nada más".


Finalmente, dijo estar muy emocionada por el fuerte respaldo que ha recibido el museo, "gente que no es amiga, que la siente su casa, que el museo los representa, que han salido a expresar su sentimiento y eso nos tiene muy felices".


Populares de la sección

Acerca del autor