Sindicato de AFE rechaza acusación de Rossi

Un grupo de trabajadores se negó a participar de un curso de capacitación
El secretario general de la Unión Ferroviaria, Ricardo Cajigas, rechazó que los trabajadores de AFE se nieguen a participar de cursos de capacitación para comenzar a implementar el nuevo sistema de gestión satelital de vías como alertó el ministro de Transporte, Víctor Rossi, en entrevista con El Observador. "Lo que dice Rossi es mentira. El gremio siempre estuvo de acuerdo con la capacitación", aseguró el sindicalista.

El dirigente gremial explicó que un grupo de trabajadores se negó a participar de un curso de capacitación porque las autoridades del Ministerio de Transporte y AFE no convocaron al sindicato a discutir el nuevo reglamento en la Dirección Nacional de Trabajo que exige la puesta en marcha del nuevo sistema para el control y gestión de los trenes de carga por las vías. Según explicó Cajigas, con el nuevo esquema de funcionamiento, hay funciones del régimen actual que van a desaparecer, como aquellos funcionarios que arman la hoja de ruta que hace el ferrocarril en forma manual. "La modificación de los reglamentos de trabajo y de las funciones de los operarios, por ley, se deben hacer a través de la Negociación Colectiva", aseguró el sindicalista. Informó que en caso de que ese proceso fracase en el Ministerio de Trabajo, recién ahí el directorio de AFE quedaría habilitado para poner en marcha la nueva estructura de trabajo para sus trabajadores.

Cajigas comentó que el personal de AFE que debería recibir capacitación para estar en condiciones de manejar el nuevo sistema satelital alcanza a unos 250 trabajadores, ya que no solo debe contemplarse a los maquinistas. A esto hay que sumar los trabajadores de Servicios Logísticos Ferroviarios (SLF) –la sociedad anónima que opera el material rodante de AFE– y la Corporación Ferroviaria del Uruguay (CFU), el brazo de la Corporación Nacional del Desarrollo (CND) que se encarga de la reparación de las vías férreas. Según Cajigas, actualmente SLF está funcionando con cuatro exmaquinistas de AFE y unos 20 ayudantes que aún no tienen la experiencia suficiente para lidiar con un tren que puede transportar hasta 1.800 toneladas en un viaje. "No es como manejar un camión: requiere de una capacitación de al menos dos años", aseguró.

El ministro Rossi había lanzado una advertencia contundente. "Si los trabajadores y maquinistas se niegan a ir a los cursos de capacitación, no les vamos a permitir subir a la locomotora a manejar. Ponemos en riesgo la carga y los pasajeros", alertó.

Populares de la sección