Sindicato de comercios preocupados por rechazo del Ejecutivo a convenio

Temen que "posiciones rígidas" perjudiquen las futuras negociaciones para sectores de bajos salarios; solicitarán reunión a Economía y Trabajo

El comercio minorista renovó ayer su convenio colectivo pero sin aprobación del Poder Ejecutivo, que consideró que la propuesta supera los lineamientos permitidos por el Ministerio de Economía (MEF). Si bien el convenio fue aprobado, la actitud del Ejecutivo preocupa al sindicato de los comercios minoristas, que ve posibles trabas cuando llegue el momento de nuevas negociaciones a mitad de año.

Según explicó a El Observador el director de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Juan Castillo, "algunos elementos que hacen a los correctivos y periodos de ajustes" del convenio "no están limitados al tiempo que pretendía el Poder Ejecutivo", por lo que se resolvió no votarlo.

El Ejecutivo planteó lineamientos que implicaban aumentos nominales de 3,5% anual para salarios entre $10 mil y $12 mil, y de 2,5% para los que van desde $ 12 mil a $ 14 mil. Sin embargo, el sindicato y el sector empleador resolvió votar a favor de aumentos de 3% anual para todos los escalafones de trabajadores sin hacer diferencia y así mantener la pirámide salarial.

"Cada vez que no se ajustan lineamientos por alguna causa nosotros estamos obligados a defender los lineamientos (nuestros), pero si no hay acuerdo dejamos establecido el convenio que están por fuera de lo que planteó el Ejecutivo", agregó Castillo.

Consultado por El Observador, el presidente de la Federación Uruguaya de Comercio y Servicios (Fuecys), Fabio Riverón, dijo que las autoridades de gobierno explicaron que el Ejecutivo no podía aprobar la propuesta ya que sobrepasaba los lineamientos establecidos por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) por un punto.

Según el dirigente, el gobierno prometió que en las instancias de negociación habría "priorización de los salarios más bajos", algo que no contemplaba la propuesta inicial. "Nuestro argumento es que, si bien reconocemos que está pasado -no lo desconocemos-, estamos hablando de una franja sectorial donde el salario de los trabajadores ronda entre $ 12 y $ 14 mil", expresó.

Asimismo explicó que, al elaborar la contrapropuesta, también se consideró la ausencia de un acuerdo de precios entre Cambadu (la patronal) y el Ejecutivo, por lo que no son "cifras abismales que produzcan resquebrajamientos".

La ley establece que el convenio puede aprobarse tanto por consenso de las tres partes intervinientes (Ejecutivo, trabajadores y empleadores) o con una votación de 2-1. Por esa razón, el convenio se aprobó igual.

Sin embargo, el sindicato ve con "preocupación" el rechazo del Ejecutivo y las consecuencias que esa postura pueda contraer a mitad de este año en las nuevas negociaciones salariales, donde se debatirá por el convenio salarial de sectores "importantísimos de la economía y comercio" que presentan bajos salarios y a la vez se verán afectados por los acuerdos de precios, por ejemplo los supermercados, señaló Riverón.

En ese sentido, Fuecys solicitará al MTSS y al MEF una reunión para discutir y "ver de qué manera se crea el ámbito necesario de confianza como para negociar un convenio colectivo". "Nos parece que posiciones rígidas como esta en sectores de salarios más reducidos pueden llegar a complicarnos el futuro acuerdo, que ya está dado en un marco complicado por la desaceleración de la economía", planteó.


Populares de la sección