Sindicatos bancario y de la bebida endurecerán medidas por salarios

Prevén escalada en la conflictividad si no se contemplan sus reclamos

La Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (Foeb) suspendió ayer un paro nacional previsto para hoy pero lo pasó para la semana que viene, mientras el sector banca privada de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) aplica medidas sorpresivas como presión para llegar a un acuerdo en torno a los Consejos de Salarios. 

Al concretar una reunión para mañana con las gerencias generales de las empresas de bebidas, la Foeb desistió de la medida de fuerza que iba a afectar la distribución de bebidas en todo el país. El gremio advirtió, de todos modos, que el paro se llevará adelante la semana que viene si no existe un pacto con el gobierno.  

El sector de la bebida es uno de los que más reclamos laborales han presentado sobre la mesa de negociaciones de los Consejos de Salarios y, según los tiempos que ha manejado el gobierno, ya debería haber llegado a un acuerdo. El Poder Ejecutivo tenía previsto finalizar esta ronda entre fines de octubre y mediados de noviembre. La Foeb se mantiene en el reclamo de un acuerdo a tres años con un incremento real de 10% en ese período, y propone aumentar dos puntos porcentuales el parámetro que se toma de inflación esperada, por encima del 5% que surge del rango objetivo del gobierno. También busca que el grupo del transporte de la bebida concrete la equiparación de categorías y que se tome en cuenta la antigüedad. 

“Puede pasar dos cosas. Se arregla o se pudre todo”, dijo a El Observador, Luis Noria, vicepresidente de la Foeb. Noria dijo que la semana que viene los sindicalistas de la bebida sostendrán una reunión con el Ministerio de Trabajo. El dirigente gremial agregó que se encuentran “en un punto intermedio” en el que han existido algunos avances. 
“Todos estamos poniendo voluntad. Las empresas se están acercando, están en un 6% en cuanto a recuperación salarial; pero nosotros por mandato de la asamblea no podemos bajarnos de los dos dígitos. Buscamos una solución porque si no perdemos todos. Un conflicto en diciembre en la bebida puede ser muy complicado”, aseveró Noria. 

“Las más duras posibles”

En tanto, el presidente de AEBU banca privada, Elbio Monegal, explicó a El Observador que las medidas nacionales que aplican desde esta semana son “sorpresivas” y no afectan el cobro de cheques. “Ayer (por el lunes) implicó al servicio nocturno de 22 a 0. Hoy (por ayer) grupos de bancos realizaron medidas por la mañana y otros por la tarde. El 1º de noviembre no se hizo nada porque no se quiso afectar el pago de sueldos; no queríamos que alguno quedara colgado”, señaló. “A veces (las medidas) se llevan adelante en horario de atención al público, por lo general, en la última hora”, agregó. 

En la tarde de ayer, se realizó, por ejemplo, un paro parcial de tres horas en los bancos BBVA e Itaú. La medida implicó la no apertura de cajas y de los sobres de depósitos en los cajeros automáticos. Sí fueron recargados los cajeros y se concurrirá a las cámaras compensadoras de cheques de todo el país. 

El paro forma parte de las medidas sorpresivas de AEBU, en medio de la negociación por los Consejos de Salarios con la Asociación de Bancos Privados del Uruguay. Monegal dijo que mañana habrá una reunión con el Poder Ejecutivo para escuchar una propuesta. “Si es aceptable levantamos las medidas; si no se agrava totalmente y tomaremos las más duras posibles”.

El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo la semana pasada que el Poder Ejecutivo laudará en las rondas pendientes si a mediados de mes no hay acuerdos voluntarios entre las partes. 


Populares de la sección

Comentarios