Sirpa: crean figura de supervisor ante desacato de órdenes judiciales

Las autoridades presentaron un nuevo modelo con mayor supervisión
Cuando la Justicia logra reunir las pruebas suficientes sobre el delito cometido por un adolescente, se abren tres caminos: la internación en un centro de privación de libertad, en uno de semilibertad o la imposición de medidas socioeducativas alternativas a la prisión. De los 668 adolescentes infractores que estaban ayer bajo la custodia del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa), a 171 se les impuso medidas alternativas a la prisión. Se trata de jóvenes que, en su mayoría, cometieron delitos como hurto o lesiones. De esos 171, cumplieron ayer con la medida judicial 34. El resto, el 80%, no fue.

En la mayoría de los casos, los adolescentes no son internados en centros de privación de libertad a pesar de incumplir el fallo judicial. La presidenta del Sirpa, Gabriela Fulco, reconoce que el sistema no es "ni muy eficiente ni muy efectivo". Fulco dio a conocer ayer un nuevo modelo se supervisión a jueces, fiscales y defensores de oficio y, además, presentó a la nueva directora del Programa de Medidas Socioeducativas No Privativas de Libertad y Mediación (Promesem).

"Tenemos la misión de cumplir con la medida socioeducativa que imponen los jueces", dijo Fulco a la prensa. "Estamos tratando de tapar todos los agujeros que hacían que las medidas cayeran", agregó.
El incumplimiento de las medidas alternativas, que pueden ir desde asistir a un taller de ajedrez o de pintura hasta participar de la carrera San Felipe y Santiago de Montevideo, ha sido alto en los últimos meses. El 27 de octubre, por ejemplo, debían cumplir medidas alternativas 403 adolescentes, pero 205, más de la mitad, no asistieron.

La falta de cumplimiento generó la desconfianza de los jueces, que han reducido la cantidad de medidas alternativas impuestas. Ante esta situación, la Comisión Delegada del Sirpa preparó un documento que reglamenta cómo se aplicarán las medidas alternativas y cómo se supervisarán.

El nuevo sistema

Los adolescentes que llegan al Sirpa para cumplir medidas alternativas a la prisión son derivados al Promesem, donde se les realiza "un primer diagnóstico interdisciplinario para evaluar vulnerabilidades y tratar de generar un cerco de protección, servicios y recursos que atiendan esas vulnerabilidades que están en la base y la causa del delito", explicó Fulco. Tras el diagnóstico, se le asignan tareas que debe cumplir por determinado tiempo en instituciones o empresas.

El nuevo modelo crea la figura de supervisor. "El adolescente y sus referentes familiares tendrán a disposición el contacto telefónico con el supervisor las 24 horas, los siete días de la semana", expresa el documento. "En casos de incumplimiento total de la medida o intermitencias, (el supervisor) remitirá un informe al equipo técnico y se convocará al adolescente y su referente familiar a una entrevista en las 24 horas posteriores al incumplimiento. En caso de no asistencia, se dará cuenta a la sede judicial en forma inmediata con un informe completo", agrega. El juez podrá luego ordenar la internación del adolescente o decretar otra medida.

Fulco relativizó que hayan tomado a un rehén

La presidenta del Sirpa, Gabriela Fulco, planteó que el Sindicato Único del INAU (Suinau) exageró al informar que hubo una toma de rehén el sábado en uno de los centros de privación de libertad. "Dos adolescente retuvieron por unos minutos a un subdirector. Le dicen: `No le vamos a permitir salir de este espacio de recinto de patio'. No pasó de eso. Sin embargo, lo que se presentó (por parte del Suinau) fue una cosa absolutamente descomunal en cuanto a lo que era el episodio", dijo ayer Fulco. A raíz de este incidente, un grupo de funcionarios se retiró del centro. "El hecho grave es el abandono del servicio. Es como dejar a un paciente en medio de una operación en el quirófano y hacer un paro", agregó Fulco, quien anunció que si ayer no se presentaban a trabajar, comenzaría a tomar medidas administrativas.

Populares de la sección

Acerca del autor