Sólo los pro-armas pueden detener a Clinton, dice Trump

Aunque no aclaró a qué se refería, sus dichos fueron interpretados como un llamado a usar la violencia contra su contrincante
El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, sugirió este martes que sólo los defensores del porte de armas en Estados Unidos pueden detener a su rival demócrata, Hillary Clinton, en declaraciones que encendieron otra vez la polémica en la campaña electoral de Estados Unidos.

Aunque el millonario no aclaró a qué se refería exactamente con la declaración, los dichos fueron interpretados por legisladores y críticos del candidato como un llamado a usar la violencia contra Clinton.

"Hillary quiere básicamente abolir la segunda enmienda" de la Constitución, declaró Trump durante un acto en Wilmington, en el Estado de Carolina del Norte. La Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos garantiza el derecho a portar armas de fuego.

Los detractores del multimillonario advierten que sus palabras sugieren que quienes defienden la posesión de armas podrían actuar para impedir que su rival demócrata nomine a jueces liberales a la Corte Suprema de Estados Unidos.

"Si ella llega a elegir jueces, no hay nada que ustedes puedan hacer", dijo Trump. "Aunque con la segunda enmienda, puede que haya (una solución), no lo sé", agregó el millonario, dejando la frase en suspenso y abriendo una nueva polémica en el marco de su campaña presidencial.
De cara a las elecciones presidenciales de noviembre, Trump cuestionó a su rival por supuestamente pretender abolir el porte de armas, mientras Clinton ha dicho que apoya controles de armas más estrictos.

Durante su mandato, el presidente Barack Obama ha intentado endurecer la legislación sobre la venta de armas, pero no ha logrado ningún éxito, principalmente por la oposición de los republicanos en el Congreso.

Cruces

La campaña de Clinton consideró "peligroso" el lenguaje de Trump y pidió en un comunicado que los candidatos presidenciales "no incentiven la violencia de ningún modo".

Cuando se le pidió al equipo del millonario que aclarara qué quiso decir Trump, uno de sus asesores afirmó que el magnate se refería a conseguir que los partidarios de la Segunda Enmienda voten por él en la elección. Además destacó que los defensores del porte de armas son una poderosa fuerza electoral.

"Es llamado el poder de unificación, los defensores de la segunda enmienda tienen un espíritu increíble y son tremendamente unidos", algo que les da "un poder político genial", dijo el asesor de comunicaciones de Trump, Jason Miller.

La Asociación Nacional del Rifle, el mayor lobby pro-armas, consideró que Trump acertó al decir que sería difícil proteger la segunda enmienda si Clinton nombra nuevos jueces.

"Pero hay algo que haremos" el día de la elección: "Ir y votar por la #2A (segunda enmienda)", escribió la agrupación en Twitter.

Mientras, legisladores demócratas expresaron su preocupación por las declaraciones del magnate de 70 años.

"En este video, Trump llama a una revuelta armada o al asesinato de su oponente. Despreciable", escribió en Twitter el congresista demócrata David Cicilline, adjuntando un archivo con las declaraciones del candidato republicano.

Inmediatamente después de los comentarios de Trump, usuarios lo acusaron en las redes sociales de pedir efectivamente el asesinato de Clinton. En sólo tres horas, "Segunda Enmienda" se convirtió en tendencia en Twitter, con más de 60.000 publicaciones mencionando el término.

Fuente: AFP Y REUTERS

Populares de la sección