Sorpresa de empresarios graneleros ante reclamo de transportistas

Señalan que fueron los camioneros quienes propusieron bajar las tarifas y que hay una sobreoferta del servicio, algo que fue evidente ante una magra cosecha de trigo

Los reclamos de los transportistas, a través de la Intergremial del Transporte Profesional de Cargas (ITPC), generaron sorpresas entre los empresarios graneleros que manifestaron no haber tenido ninguna diferencia con las empresas del transporte. “En ningún momento las empresas que trabajan con nosotros nos transmitieron la molestia que trasciende a través de la prensa”, dijo Carlos Foderé, director de Fadisol, al ser entrevistado este miércoles en Amaneciendo con el campo, programa de radio Carve.

Foderé señaló que la oferta de camiones es muy superior al volumen de granos que se transporta. “La zafra de invierno, que es mucho más chica que la de verano, se vio agravada por los malos rendimientos y la mala calidad. Las lluvias hicieron que la zafra fuera muy escalonada. Siempre sobraron camiones, y desde antes de empezar la zafra los camioneros ya sabían que la oferta era muy grande y que la zafra sería complicada. Nos pedían que los consideráramos para trabajar, pero en ningún momento hubo molestias”, aseguró.

Insistió que toda actividad es regulada por el mercado, a través de la oferta y la demanda. De todos modos Foderé no descartó que se hayan dado casos de abuso de la situación del sector transportista. “Son cosas que pasan siempre, como también pasa en zafra cuando se necesitan muchos camiones hay empresas transportistas que pretenden cobrar por encima de las tarifas”, dijo.

“Creo que el problema de las empresas transportistas, más que el precio es la falta de trabajo. Eso sí lo percibimos. La mayor parte de las empresas transportistas están muy preocupadas con esta situación”, aseguró. Indicó que muchos transportistas le piden trabajo, “es doloroso ver cómo quedaron muchos camiones parados o con muy poco trabajo”, comentó.

El empresario agregó que fueron los propios transportistas los que propusieron bajar las tarifas para no perderse la zafra, concientes de que la oferta de camiones es muy grande. “No hubo ningún tipo de negociación ni de presiones. Además desconozco el plazo de pago de seis meses para el pago, por lo que sé los fletes se pagan al contado, como siempre”, afirmó.

Señaló que las actividades se definen por oferta y demanda, y llamó a no perder la referencia de la actual situación de la agricultura, con precios que se derrumbaron.

“Los productores están defendiendo todos sus costos, eso es lo que corresponde porque hay una batalla para ver quién puede continuar trabajando, porque los rendimientos del trigo y de la cebada de 1.500 o 2.000 kilos por hectárea, de mala calidad y a estos precios, hace que la situación sea muy compleja”, alertó.

Agregó que su percepción es que las empresas transportistas acompañaron la situación, sin grandes pretensiones. Además aclaró que el hecho de estar trabajando sin conocer las tarifas es algo que no se hace su empresa, porque de entrada se acuerda la tarifa. También descartó que el pago se haga de forma diferida, ya que se paga al contado.

“Para mí, el problema no tiene la magnitud de la que se habla. Me llama la atención que todo esto surja después de terminada la zafra”, comentó.


Populares de la sección

Comentarios