Stirling propuso usar a soldados de misiones de paz para seguridad

El exministro del Interior dijo que Novick creará un partido político
Embed

El exministro del Interior del Partido Colorado, Guillermo Stirling –que ahora apoya a Edgardo Novick– opinó que el tema de la seguridad "es muy complejo" de resolver por distintos factores sociales que se deterioraron pero afirmó que hay soluciones para el corto y el largo plazo.

En tal sentido propuso utilizar a los soldados uruguayos que participan de misiones de paz de las Naciones Unidas, "que son miles", para que, una vez de regreso en el país, coordinen con la Policía. Ellos reciben un entrenamiento especial antes de viajar, protegen en los países donde cumplen misiones a la sociedad civil, tienen experiencia, son felicitados por la ONU y cuando vienen "los mandamos a los cuarteles", dijo Stirling.

Esos militares "son un material fantástico", opinó al ser entrevistado por Jaime Clara en el programa Equipaje de Mano de El Observador TV.

Dijo también que la inseguridad viene acompañada "de la desintegración familiar", se da como consecuencia "de la degradación de la escuela pública que fue el gran contenedor de la gente y fue uno de los factores más importantes del país", además de que se introdujo la droga, el narcotráfico y hay intolerancia.

"Esto no viene con el gobierno del Frente Amplio, venía una pendiente y desde el 2005 en adelante se agudizó la pendiente y la caída de todos los factores que están incidiendo en la seguridad" opinó quien fue responsable de la seguridad en el segundo gobierno de Julio María Sanguinetti y en el primer tramo del gobierno de Jorge Batlle.

Para Stirling, la izquierda "tiene un problema ideológico" a la hora de convocar a las Fuerzas Armadas para ayudar en materia de seguridad pública.

"No lo tiene (al problema ideológico) cuando hay que levantar la basura, o cuando se les convoca para patrullar las fronteras o cuando hay inundaciones o para el desastre que ocurrió en Dolores. Entonces, ¿Por qué no para defender a la gente?. ¿Por qué seguir permitiendo que se siga rapiñando en Carrasco, Pocitos, Malvín y otros lugares de Montevideo, todos los días con los motochorros?, se preguntó el exministro.

También criticó a blancos y colorados por salir a pedir la renuncia del ministro Eduardo Bonomi. "Para mi ese no es el tema, acá hay una ideología, no es la persona, hay una ideología presente en el tema. Sacando a Bonomi vendrá otro con la misma ideología. Creo que es una ingenuidad política pedir la renuncia del ministro. No conozco en la historia política del Uruguay que un presidente a pedido de la oposición cese a un ministro y sobre todo a un ministro del interior, no hay antecedentes y lo otro, ¿qué resultados tiene eso?, se preguntó.

Mientras la gente es rapiñada, "es una tomadura de pelo" concentrarse en activar los mecanismos de censura que pueden derivar en elecciones parlamentarias anticipadas, algo para lo cual la oposición no tiene los votos.

Stirling, que fue crítico del Partido Colorado por no renovarse, defendió a Novick quien, según dijo, formará un partido para competir en las próximas elecciones nacionales.

Dijo que el empresario, que fue candidato por el Partido de la Concertación en las municipales para Montevideo, "tiene una concepción batllista". Stirling adelantó que trabajará con él pero no será candidato al parlamento.


Populares de la sección