Sturla pidió disculpas por sus expresiones en la polémica de estatua de la virgen

La instalación de la imagen fue criticada por el expresidente Julio María Sanguinetti
La arquidiócesis de Montevideo emitió un comunicado este martes en el que pide disculpas por las polémicas generadas en torno al pedido de instalación de una estatua de la virgen María en la rambla de Montevideo, que fue duramente criticada por el expresidente Julio María Sanguinetti.

"El Arzobispo (Daniel Sturla) pide disculpas si en la polémica ha podido excederse en sus expresiones y si por ese motivo algunas personas se han sentido descalificadas, ya que no tuvo ninguna intención de agredir a nadie", afirma el comunicado.

Sturla había señalado en una entrevista con El País en Semana Santa, que los argumentos expresados por Sanguinetti en contra de la colocación de la estatua, actualmente a estudio de la Junta Departamental de Montevideo, son "insólitos" y "anacrónicos".

"El lío que se ha armado es asombroso", afirmó entonces el arzobispo y recordó que en la rambla está también el museo Oceanográfico, que tiene forma de mezquita, el de Iemanjá y Confucio, y que "la presencia de la Virgen María no es un aerolito que viene de no sé qué cultura y cae en la rambla" porque "si hay algo que tiene tradición en este país es la Iglesia Católica".

El expresidente colorado había expresado que a través de la instalación de la estatua de la Virgen, que podrá tener hasta casi cuatro metros de altura, el Cardenal Sturla "trata de recuperar el brío algo disminuido de la Iglesia Católica". Afirmó además, en una de sus entradas del Correo de los Viernes, que con ello, "está cayendo en un "clericalismo" que hiere la concepción republicana de nuestra democracia". Para Sanguinetti se trata además de una violación a la neutralidad del Estado.

El comunicado de la arquidiócesis sostiene en referencia a ello que no se trata de una estrategia pensada "y menos aún de un deseo de apropiarse de un espacio". "Lamentamos la polémica que se suscitó sobre este tema, pero tampoco rehusamos defender nuestro punto de vista como ciudadanos de este país plural y democrático", dice el comunicado.

Entre los argumentos a favor de la instalación de la estatua, la arquidiócesis de Montevideo sostiene que la virgen María es una imagen histórica, a la que la cultura occidental ha rendido diversos homenajes. "La Iglesia está muy lejos de reclamar antiguas hegemonías. Solamente ejerce su libertad en la sociedad plural", sentencia el comunicado.


Populares de la sección