Suba de commodities reducirá el riesgo de dólar al alza, según PwC

Magro crecimiento de Brasil amenaza el sector manufacturero local
Desde la perspectiva de la economía uruguaya, el mapa global no viene exento de riesgos este año. Desde las decisiones de política monetaria en Estados Unidos que tendrán en vilo a los mercados globales hasta la lenta recuperación de Brasil, está cargado de eventos que marcarán la agenda global y que tendrán efectos sobre la economía uruguaya.

En su Monitor Económico Global, la consultora PwC identificó las grandes tendencias globales y trazó algunas líneas de impacto sobre la economía uruguaya.

"El fortalecimiento relativo del dólar podrá traer alguna complicación (para la economía local), pero la incipiente recuperación de precios en productos primarios puede alentar a nuestros precios de exportación" durante este año, explican los expertos a cargo del informe.

Ese fortalecimiento del dólar esperado es producto del "endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos". Según señalan los analistas de PwC, "es posible que la Reserva Federal se apriete más rápido de lo que se sugiere actualmente en función del ritmo, el tamaño y la implementación de los planes fiscales de la nueva administración".

Al mismo tiempo, esas medidas provocarían una "repatriación gradual de capitales a Estados Unidos". Según la "matriz de riesgo" de la consultora, son Malasia, Turquía y Chile los países más expuestos a este riesgo, no así Uruguay. Pero no todas son malas noticias para la economía local. "Para algunas economías dependientes de commodities como Brasil y Rusia (también Uruguay), una perspectiva de precios más alta del petróleo –y otras materias primas– junto con un régimen cambiario flexible podrían ayudar a suavizar el impacto del capital volviendo a los Estados Unidos", afirman.

Pero si bien el panorama mejora para Brasil respecto a este año –cuando la principal economía de la región se contrajo–, se espera que el crecimiento sea más moderado del que se esperaba meses atrás (0,5%).

"El magro crecimiento esperado de Brasil hará que la recuperación para nuestros productos sea algo más lenta de lo pensado inicialmente, sobre todo para productos manufacturados e industrializados, como autopartes o textiles. No así para los productos primarios como los lácteos, de recuperación más rápida que los primeros", prevé la consultora.

Un aspecto que seguirá jugando a favor de Uruguay son las perspectivas de crecimiento para China. "El principal socio comercial de nuestro país volverá a crecer 6%, lo que indudablemente revaloriza la idea del TLC como algo prioritario y no acabado en China". Aunque señala que "en el mediano plazo" el esfuerzo por "estrechar lazos" debería destinarse a "toda la zona de influencia" de la potencia asiática. l