Sucré - Salé

Que placer poder disfrutar de la cocina de Hugo Soca, chef y propietario de este rincón francés en pleno Montevideo, y además es ganador del premio al mejor libro de cocina de América latina

Es una pregunta obvia que no pude dejar de hacer. ¿Cómo puede ser que su restaurant sea francesísimo y su libro tan rio platense? Es que Hugo se crió cerca del campo y vivió de cerca en su infancia cómo se elaboraban en su casa todos las clásicas recetas que plasmó en este espectacular libro.  La premiación fue en el concurso Gourmand World cookbook awards y hasta le ganó la pulseada al mismísimo Francis Mallman con sus siete fuegos.

Este restaurant que opera en la Alianza Francesa abre de lunes a viernes al mediodía y los viernes de noche con toque de queda a las 21.55, luego de esa hora ya no se puede ingresar . Debo decir que esta modalidad de viernes de noche es la que más me gusta y he ido varias veces. Todas absolutamente he llegado sobre la hora, con la lengua afuera y hasta elaborando mentalmente alguna estrategia para “sobornar” (como si fuera posible) al guardia en caso de que no llegara a tiempo… Es que la comida es muy buena y me hace ilusión ir ahí y no a otro lado.

Hay clásicos como la sopa de cebolla (soupe à l’oignon) con tostadita flotando y queso derretido que siempre está y me encanta. Muy bueno el coq au vin también. En esta oportunidad me fui por los ñoquis de papa con salsa de tomate y rúcula fresca que estaban espectaculares, aunque de francés no mucho.

El pan es caserísimo -por supuesto- y no podes parar hasta ver el fondo de la panera. Y llega tibio a la mesa ¡Aleluya !

A menudo me pasa que llego hambrienta y termino pidiendo más de lo que realmente puedo comer . Recomiendo ir en grupo para poder pedir todas entradas y compartir porque vale la pena probar de todo un poco.

El servicio es muy bueno. Está a cargo de Gabriel, siempre atento y que conoce todos los detalles del menú perfectamente. Y Hugo circula entre las mesas, cosa que al comensal siempre le gusta. La conversación con esta dupla es siempre parte del programa.

La creme brulée es un clásico que siempre resulta tentador pero en esta oportunidad nos fuimos por un postrecito de limón y merengue que fue perfecto para cerrar la noche

Me fui feliz de haber disfrutado de una rica copa de vino y una comida tan buena, con mi bolsita de panes caseros que me regalaron al salir y me lleve cual tesorito para aprovechar a la mañana siguiente.

 

 

Sucré salé

Br. Artigas 1271 esquina charrúa

Tel 24027779 (fundamental reservar)

Cena para dos $U 1895.

 


Comentarios

Acerca del autor