Super Chikan, el "último representante del blues del Delta"

El músico estadounidense se presenta esta noche en Montevideo
James Johnson, considerado uno de los guitarristas referentes del blues del Delta del Misisipi, se presenta esta noche a las 21 horas (entradas a $ 700) en Bluzz Live, junto a la banda Los puentes del blues. En la previa del show, el músico dialogó con El Observador sobre su música, sus guitarras y su amistad con el actor Morgan Freeman.

¿De dónde proviene su apodo Super Chikan?

Cuando era niño trabajaba en una granja. Como no era lo suficientemente grande para trabajar en los campos estaba al cuidado de las gallinas, entonces me pusieron el apodo Chikan boy (una deformación de chicken boy, niño de las gallinas). Cuando crecí me transformé en un "super chikan".

Su familia también estaba vinculada al blues, ¿cuáles fueron sus primeras memorias musicales?

Mi abuelo era violinista y tocaba la guitarra con Robert Johnson de joven. Mi tío "Big Jack" también era guitarrista. Mis primeras memorias son las "fiestas en el porche" de mi abuelo, en las que tocaba con gente como John Lee Hooker. De niño los escuchaba y desde esa edad me empezó a interesar la música; tocaba el "diddley bow" (instrumento casero de una sola cuerda frecuente en el blues)

¿Cómo surge la decisión de fabricar sus propias guitarras?

Me gusta ser diferente, desde que era Chikan boy. Soy zurdo pero siempre toqué con guitarras para derechos por lo que tuve que generar mi propio estilo. Y por eso decidí ser diferente en todo sentido y crear mis instrumentos, además de componer todas las canciones que toco.

¿Qué beneficios tiene crear sus propias guitarras?

Bueno, me da exposición porque la gente quiere verlas y eso hace que tenga más conciertos (risas), porque todo el mundo quiere conocer la historia de esas guitarras y aprender a hacerlas.

¿Cómo ve el blues del Delta hoy? ¿Hay músicos jóvenes que pueda recomendar?

Sí, hay varios, pero la mayoría van en una dirección diferente a la clásica del Delta blues. Yo soy el último representante original del blues de esa región, por lo que trato de seguir difundiéndolo, tocándolo, y acercando a toda la gente joven que sea posible. Me considero como parte de una última generación de bluseros originales, pero por suerte hay gente en Sudamérica o en Europa que está haciendo cosas interesantes, entonces eso lo mantiene vivo por fuera de Estados Unidos.

Usted grabó uno de sus discos en Noruega, ha tocado en África y ahora llega a Sudamérica ¿El blues es un género global a pesar de haber nacido en un lugar específico de Estados Unidos?

Sí, el blues es una cultura musical global. Es el abuelo de toda la música. Empezó con los esclavos que trabajaban en los campos y cantaban pero lo he comprobado: funciona en África, en Europa, en Brasil y en Uruguay.

¿Cómo es su relación con Morgan Freeman, que lo considera su artista favorito?

Somos grandes amigos, además de que él disfruta mucho de mi música. Morgan posee un club de blues en Clarksdale, Mississippi, de donde yo vengo, y siempre toco ahí para las ocasiones especiales. Cuando él está allí nos juntamos y pasamos un rato juntos, aunque como es un hombre ocupado no lo podemos hacer tan seguido como queremos.

Populares de la sección

Acerca del autor