Suprema Corte no ve posible dar prisión domiciliaria a militares

La ley de humanización carcelaria lo prohíbe para causas de violaciones a los DDHH

Parece claro que la norma no los contempla”, dijo a El Observador un ministro de la Suprema Corte de Justicia al ser consultado sobre la posibilidad de que se les otorgue prisión domiciliaria a los militares condenados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura y presos en la cárcel de Domingo Arena.

Según informó ayer Búsqueda, el Poder Ejecutivo dirigió a la Suprema Corte una carta de la Cruz Roja Internacional que recibió el presidente José Mujica, en la que se recomienda que considere la posibilidad de beneficiar con prisión domiciliaria a cinco de los militares recluidos en esa cárcel, “por estrictos motivos de salud”.

El organismo internacional realizó una inspección a los militares recluidos y encontró que algunos de ellos tienen graves afecciones de salud, según la información de Búsqueda que agregó que la Cruz Roja no cuestiona las garantías ni las formalidades del proceso que se siguió en el caso. Los nombres de los militares se mantienen en reserva pero abogados vinculados a las causas explicaron la situación de algunos de ellos (ver recuadro).

Sin embargo, un ministro de la corporación dijo que la ley de humanización carcelaria les impide conceder prisión domiciliaria debido al delito por el que están cumpliendo la condena.

La ley 17.897 aprobada en la primera gestión de Tabaré Vázquez establece que el juez podrá otorgar la prisión domiciliaria a las personas procesadas o condenadas mayores de 70 años, “cuando ello no involucre riesgos, considerando especialmente las circunstancias del delito cometido”.

Agrega que esta última disposición “no será aplicable a los procesados y condenados que hayan cometido delitos de homicidio agravados, violación o los delitos comprendidos en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional”. Este último inciso deja afuera del beneficio a los militares, ya que fueron condenados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

De todos modos, la fuente de la Corte dijo que aún no recibieron la carta de la Cruz Roja y cuando llegue deberá ser trasladada a los jueces que tienen causas de militares en trámite.

Por su parte, el abogado penalista, Miguel Langón, quien además es defensor del militar Miguel Dalmao (procesado por la muerte de Nibia Sabalsagaray), opinó que la Suprema Corte podría otorgarles prisión domiciliaria como “un acto de clemencia soberana”. “Así como la Corte otorga la libertad por gracia, se las podría otorgar teniendo en cuenta los problemas de salud que tienen”.

“¿Cuál es la función de que la gente esté encarcelada? No se puede pensar que sean peligrosos para la sociedad”, dijo Langón.

"No quiero viejos presos"
La postura del presidente José Mujica sobre el tema ya es conocida. Cuando asumió en marzo de 2010 planteó la posibilidad de aprobar una herramienta legal que permita que los presos mayores de 70 años o aquellos que se encuentren gravemente enfermos, puedan cumplir su pena desde su residencia. “Yo no quiero tener viejos presos. Viejos de 75, 80 años. Pero no solo los militares, ningún preso a esa edad. Hay algunos viejos que están ahí presos, que Dios me libre”, afirmó entonces.

“Lo que me interesa es la verdad”. Pero, “¿las sociedades se bancan eso? Porque la Justicia tiene un hedor a venganza de la puta madre que lo parió. Y tengo la conciencia de que lo que pasé no me lo va a devolver nadie. Tengo que cargar con eso como una mochila, una cicatriz, como si uno hubiera tenido un accidente, una enfermedad”, remató Mujica. Ayer dijo a Búsqueda que su posición en el tema es desde una “visión humanista”.


Populares de la sección

Comentarios