Surgen dos proyectos de ley sobre aborto en el Frente Amplio

Aunque ambos buscan el mismo fin, legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, sus impulsores consideran tan distintas las iniciativas que uno se niega a votar el proyecto del otro, y viceversa

En los próximos días el Frente Amplio (FA) presentará dos proyectos de ley para despenalizar el aborto, uno de la senadora Mónica Xavier (Partido Socialista) y otro del diputado Álvaro Vega (MPP).

Aunque buscan el mismo fin, legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, sus protagonistas consideran tan distintas ambas iniciativas que uno se niega a votar el proyecto del otro, y viceversa. Así lo dijeron ambos a Observa.

Esta situación obligará a las distintas bancadas sectoriales del oficialismo a alinearse detrás de una u otra iniciativa. Uno de los dos proyectos quedará por el camino, la pregunta es cuál. También es posible que la bancada busque fusionar ambas iniciativas. Una primera respuesta se conocerá este jueves 10, cuando Vega defienda su proyecto ante los diputados de su sector. Con 25 de los 50 diputados del FA, la decisión del MPP (y sus aliados del Espacio 609) será determinante.

Según supo Observa hay ambiente favorable dentro del MPP para apoyar la iniciativa de su diputado. Incluso hay legisladores de otros sectores, Asamblea Uruguay por ejemplo, que prefieren el proyecto de Vega.

La iniciativa de Xavier tiene el apoyo seguro de su bancada socialista, y en estos días va por más. A esto se sumará una situación extraña e incómoda para el FA, y es que, al mismo tiempo, mientras el Senado discuta el proyecto de Xavier, en Diputados se debatirá el de Vega. Puede pasar que ambos proyectos se crucen con la aprobación de una y otra cámara.

Para evitar esta situación, a fines del año pasado la bancada del FA le pidió a Xavier y a Vega que se pusieran de acuerdo en un proyecto único, pero ni siquiera llegaron a hablar. “No tengo nada que conversar, son proyectos irreconciliables”, dijo Vega a El Observador a fines de 2010.

Ahora, en marzo de 2011, Xavier y Vega presentarán sus proyectos por separado, y que el FA decida cuál lleva adelante.

El proyecto de Xavier despenaliza el aborto dentro de los primeros tres meses de embarazo y exime a la mujer de justificarlo por razones económicas, porque fue producto de una violación o porque considera que no tiene edad para ser madre. También permite el aborto después de los tres meses por malformaciones del feto e incluso si se detecta el síndrome de Down y la madre decide no dar a luz. Además, Xavier establece que solo las personas (médicos, funcionarios) puede negarse a realizar un aborto, no las instituciones, que estarán obligadas a prestar el servicios si una paciente lo solicita.

Esto es lo que rechaza de plano Vega por considerarlo “autoritario”. Su proyecto se limita a derogar el artículo de la ley de 1938 que penaliza el aborto. Solo mantiene el aborto como delito cuando se hace sin el consentimiento de la mujer.

“No se obliga a ninguna persona ni institución a realizar un aborto. El proyecto de Xavier es tan autoritario como la situación actual”, dijo Vega ayer.

El diputado advierte que el proyecto de Xavier puede provocar “discriminación” cuando una mutualista le pregunte a un médico antes de contratarlo si está dispuesto o no a hacer un aborto.

“Puede darse que el mismo médico tenga que decir que si en un lugar y que no en otro, es ridículo”, sentenció.

Los próximos días coincidirán ambos proyectos en el Parlamento y se sabrá cuál elige el FA. Hay contactos buscando apoyo.

(Observa)


Populares de la sección

Comentarios