Suspenden sesión sobre Venezuela en la OEA

Bolivia, presidenta de turno del consejo del organismo, resolvió hoy la suspensión

Bolivia, que desde el sábado ostenta la presidencia de turno del Consejo Permanente de la OEA, suspendió hoy la sesión extraordinaria convocada el viernes sobre Venezuela a petición de 20 países.

Así lo explicó a un grupo reducido de medios, entre ellos EFE, la embajadora de Perú en la Organización de Estados Americanos (OEA), Ana Rosa Valdivieso.

La diplomática indicó que el presidente del Consejo, el embajador boliviano ante la OEA, Diego Pary, se mostró abierto a hablar sobre la convocatoria, por lo que todavía es posible que se celebre hoy.

El embajador mexicano en la OEA, Luis Alfonso de Alba, consideró la decisión "unilateral" y "sin justificación" de Bolivia como "un abuso que no se había visto nunca" en ese organismo y una "falta muy grave".

"Es un abuso del ejercicio de la presidencia y me preocupa mucho porque hoy es el primer día (hábil) de su presidencia" del Consejo Permanente, dijo De Alba.

De Alba sigue firme en la intención de que el Consejo sobre Venezuela se celebre hoy y sugirió la posibilidad de que al menos los 20 Estados convocantes acudan al Salón Bolívar, la sede del Consejo Permanente, a las 15 horas de Uruguay, cuando estaba previsto el comienzo de la reunión.

El embajador mexicano no cierra la puerta a acudir a la reunión informal convocada por Bolivia para las 17 horas, pero considera que este encuentro "en ningún caso puede ser sustitutivo" del Consejo sobre Venezuela.

La veintena de países que habían solicitado la sesión de hoy son Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Jamaica, Barbados, Bahamas, Guyana, Uruguay y Belice.

La convocatoria se hacía con el objeto de "considerar los recientes eventos" en Venezuela, pero en su orden del día llevaba incorporada la votación de un borrador de resolución que incluye las demandas más exigentes que han hecho los países de la OEA hasta ahora al Gobierno de Nicolás Maduro.

En el texto se expresa una "profunda preocupación por la grave alteración inconstitucional del orden democrático" en Venezuela y el "apoyo continuo por un diálogo y negociación que lleve a la restauración del orden democrático".

Declara, por tanto, que "las decisiones (anuladas después de que se presentara el texto) del Tribunal Supremo de Venezuela de suspender de poderes a la Asamblea Nacional (de mayoría opositora) son inconsistentes con la práctica democrática y son una alteración del orden constitucional" en Venezuela.

Fuente: EFE

Populares de la sección