Talleres denuncian al BSE por abuso de posición dominante

Conflicto por costos de reparación de autos lleva a empresas de reparación a recortar personal
Por Maximiliano Montautti

El conflicto entre el Centro de Talleres Mecánicos de Automóviles (CTMA) y el Banco de Seguros (BSE) por el aumento de los costos de las reparaciones que no es asumido por las aseguradoras se mantiene, y derivó en una denuncia de la gremial a la empresa pública en la Comisión de Defensa de la Competencia (órgano desconcentrado del Ministerio de Economía), por abuso de posición dominante. Además, el cortocircuito provocó una caída de actividad en los talleres, que debieron enviar trabajadores al seguro de paro.

Hace un año que el CTMA le reclama al BSE –que posee la mayoría del mercado de seguros por accidente de automóviles– que contemple una suba de los costos de las reparaciones. Los talleristas sostienen que, en algunos casos, la diferencia es del 35%, un sobrecosto que deben asumir para realizar la reparación. No llegaron a un acuerdo y el mes pasado los talleres anunciaron como medida de protesta que trasladarían esos costos a los clientes.

Ante eso, el BSE suspendió provisoriamente a 19 talleres mecánicos del listado de comercios con los que trabaja para realizar las reparaciones.
Entonces todos los talleres que forman parte del CTMA decidieron dejar de utilizar el sistema informático por donde se ingresan y procesan los siniestros de automóviles en el BSE y por tanto el trámite debe efectuarse por las ventanillas del banco, lo que genera atrasos en las tasaciones. Las suspensiones fueron levantadas pero las diferencias se mantienen.

El presidente del CTMA, Carlos Satragno, indicó a El Observador que el BSE "está tratando que cada uno de los talleres firme un contrato individual".
"En realidad no han conseguido una lista que reúna las necesidades de reparar los siniestros, que son entre 1.000 y 1.200 por mes; hacerlo con talleres chicos que no estaban en la cadena habitual de la reparación es muy difícil", agregó.

A su vez, Satragno informó que el viernes la gremial presentó ante la Comisión de Defensa de la Competencia una denuncia contra el BSE por abuso de posición dominante.
"El presidente del BSE (Mario Castro) dijo en declaraciones a la prensa : 'Si nosotros somos los que pagamos, nosotros ponemos los precios'. Pero no es así y él debería saber que no es así", dijo el tallerista.

Añadió que el BSE posee entre el 52% y 53% del mercado de seguros de automóviles. Luego viene Porto Seguros con 18% y SURA con 14%. "Es notoria la posición de dominio que tiene el BSE; si la tuviera y no abusara no habría problema, pero en lo que no puede caer es en el abuso", explicó el empresario.

Satragno expresó que la comisión –ante la presentación de la denuncia– preguntó si lo que el CTMA quería era una reparación económica.
"Le dijimos que no, lo que queremos es que haya un ámbito de negociación, un cese del abuso y que en el futuro ni ellos ni nadie lo pueda hacer", señaló.

Trabajo

La semana pasada el CTMA se presentó ante la Comisión de Industria de Diputados. Allí, Satragno manifestó: "Últimamente, muchos de nuestros colegas nos dicen que se están fundiendo trabajando. Decimos esto porque, si bien hay mucho trabajo debido a que hay cada vez más siniestros, los talleres reparadores, que somos cerca de doscientos cincuenta, percibimos ingresos por debajo de los costos, lo que no nos permite llevar adelante una empresa; es imposible".

Consultado por El Observador, indicó que la semana pasada ya comenzó el envío de trabajadores al seguro de paro. Y está previsto que continúe esta semana. Ante ello, el CTMA se reunió ayer con la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (Untmra) para intercambiar sobre el conflicto. En el encuentro se acordó que el sindicato pedirá una reunión con el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, a la que concurrirá con la gremial de talleristas.

"Es una preocupación para nosotros la situación, porque después si se desarma un cuadro de trabajo en los talleres es difícil armarlo de nuevo. Estamos tratando de evitarlo, que el seguro de paro sea rotativo. Los trabajadores están de rehenes, no tienen la culpa y el sindicato lo entendió muy bien", concluyó Satragno.

Populares de la sección