Tamberos advierten por costos altos, más que por precios bajos

El mercado interno de los productos lácteos está alto y estabilizado
Lechería. El precio de la leche que fijó Conaprole para abril, que en general mantiene los precios básicos y que con buenos valores de sólidos le permite al productor obtener $ 8,35 el litro, "es el más alto de la región y permite afirmar que se puede seguir apostando a la lechería con visión de futuro", pese a que el país tiene costos altos.

Este concepto fue destacado a El Observador por el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Rodolfo Braga, quien señaló que el último costo de producción de leche elaborado por el Instituto Nacional de la Leche (Inale) fue establecido en $ 8,20, sin pago de rentas y de intereses. Eso demuestra que es un costo elevado.

El dirigente se refirió también a la difícil situación de los tamberos de Salto, remitentes a la industria Indulacsa, que pertenece al grupo Lactalis. Precisamente una delegación de Sociedad de Fomento Rural de la Industria Lechera de Salto (Sofrils), la gremial de remitentes a la industria salteña, fueron recibidos ayer por la dirigencia de la ANPL y por legisladores.

Braga dijo que el precio residual (alrededor de $ 5,50 por litro) que reciben esos productores los está condenando a la desaparición como sector productivo en ese departamento.

El presidente de la ANPL señaló que no cree que sea posible que esos productores puedan ser absorbidos por Conaprole, que ya el año pasado tuvo que incorporar a los productores que quedaron de la planta cerrada por la empresa extranjera Schreiber Food.

"Es muy difícil colocar más producción de leche con las condiciones de hoy del mercado internacional", sostuvo.

Por otra parte, a nivel del mercado interno, Braga dijo que "el consumo está alto y estabilizado, o sea que todo litro que sea excedente se destina al mercado externo, explicó el dirigente.


Acerca del autor