Tamberos alertan a la industria y al gobierno por grave crisis financiera

Este martes se reunieron con Conaprole y el próximo lo harán con el Inale

Las gremiales de productores de leche llevan adelante diferentes reuniones con industriales y el gobierno para alertar sobre la difícil crisis financiera que atraviesa el sector. Este martes se reunieron con Conaprole para solicitar un aumento en el precio de la leche, sin embargo los directores de la cooperativa expresaron que por ahora no es posible atender ese reclamo, aunque no descartaron hacerlo en los próximos meses si se sostienen los buenos precios de los lácteos a nivel internacional.

El próximo martes las gremiales se reunirán con integrantes del Instituto Nacional de la Leche (Inale) en la sede de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), donde se analizará su situación y se definirán los próximos pasos a seguir.

Uno de ellos será reclamar un aumento en el precio de la leche al consumo, y que eso sea volcado a los productores. "Si bien es medida no soluciona el problema sí ayudaría en este momento difícil, cuando además aumentaron las tarifas públicas y los salarios con retroactividad a seis meses. Todo esto hace subir mucho los costos", dijo a El Observador el presidente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida, Horacio Rodríguez.

El productor consideró que lo más urgente sería encontrar una financiación para darle a un sector tan dinámico como la lechería un aporte importante de dinero para que pueda salir adelante. "Si eso se logra, seguramente en un año o un año y medio alcanzaríamos la misma producción récord que habíamos logrado hace unos años atrás", afirmó.

Agregó que el sector espera una señal de la industria o del gobierno en un momento en que el productor está con un problema financiero importante. "Está faltando mucho dinero para cubrir los costos y cumplir los compromisos", remarcó.

Rodríguez razonó que no habrá más producción de leche hasta abril, mayo o junio, lo que consideró una lástima, porque hay muchas cosas por hacer, como reservas, pasturas y darle de comer a los animales durante todo este tiempo. Y en este marco hay muchos productores que están complicados financieramente y no tienen más disponibilidad a créditos.

El año 2016 cerró con una producción 10% inferior a la de 2015 y Rodríguez estimó que es posible que en breve cierre alguna planta de Conaprole, porque la cooperativa recibió 1 millón de litros de leche menos.

Recordó que la crisis de la lechería comenzó a fines de 2014, extendiéndose en 2015 y 2016. A fines del año pasado la situación se fue recuperando y se cree que a mediados de este año, cuando empiece a haber producción, los precios se podrían recomponer.

Las pérdidas de 2015 fueron cubiertas con el Fondo Lechero, luego se realizó una inversión importante por parte de los productores para mantener su producción y es para pagar esas inversiones que ahora se está buscando financiación. "Venimos con una mochila muy pesada que no nos podemos sacar. Eso es lo que ahora estamos intentando solucionar", dijo.

En este marco de dificultades, lo que sí está jugando a favor de le lechería es el clima. Pero Rodríguez insistió que están faltando vacas en producción y es por eso que cayó la remisión de leche. Explicó que se sacaron las vacas improductivas, pero además hubo problemas de células somáticas y mastitis que obligaron a reducir aún más los rodeos.

Por otra parte estimó que hay más hembras jóvenes respecto a años anteriores, y este año comenzarán a producir leche. Recordó que esto se explica porque en 2014 salieron desde Uruguay los últimos barcos con ganado Holando en pie hacia China. Comentó que todas esas hembras nacidas temprano empezarán a producir en otoño y para la primavera se espera una mayor oferta.