Tanzania: el safari es el comienzo

¿Cómo abrirse paso en la maravillosa Tanzania? Puntos impostergables de una tierra generosa, hospitalaria, abierta y con legendario espíritu natural
Es sinónimo de safari. No hay más que pensar en las fotos o las imágenes que hemos visto en películas del jeep con un poblador local al volante y turistas vestidos en colores tierra, admirando la naturaleza, la fauna única que solo el continente africano puede ofrecer a la humanidad.

Tanzania, considerado el séptimo mejor destino turístico del mundo, por su riqueza natural y por su gran vida urbana, es un destino muy completo para elegir si se ama la naturaleza, porque además de ofrecer su increíble fauna, posee islas con hermosas playas y pueblitos costeros. Descansar y navegar en un dhow de madera, ver cómo anidan las tortugas marinas y descubrir la fauna debajo del mar son algunas de las actividades y bellezas que depara.

Pero además, la gente en Tanzania es famosa por su hospitalidad, por sus masai con sus túnicas rojas y por sus particulares collares y joyería. Pero sobre el primer aspecto, algo que el turista rumbo a Tanzania deberá tener en cuenta para usar a su favor es precisamente que va a necesitar de los lugareños para aprovechar, por ejemplo, los paseos a los parques de la región, ya que lo mejor que se puede hacer en estos casos es trabajar con un conductor-guía.

larry johnson-flickr.jpg

Ya dentro de los parques, otra cosa que debe tenerse en cuenta es que en estas grandes extensiones naturales hay varios tipos de alojamiento, desde campings hasta lodges de diferente tipo y precio. Entre junio y agosto sucede la temporada alta, de clima seco y fresco. De marzo a mayo es la época de lluvias, que complica para circular, pero los hoteles lanzan promociones y en estos casos todo suele ser más económico. Aquí, una guía de imperdibles como para empezar a ver opciones.

Parque Nacional Serengeti

El Parque nacional Serengueti es uno de los más conocidos y grandes. Famoso por las migraciones anuales de miles de ñues. Los cinco grandes animales del parque son el león, el leopardo, el elefante, el rinoceronte y el búfalo cafre. El parque también es hogar de hienas, guepardos, cebras, más de 500 especies de pájaros, aves rapaces y muchas otras especies.

El parque además es limítrofe con la Zona de conservación de Ngorongoro, otro de los imperdibles del país, que forma parte del gran ecosistema del Serengueti. Durante la migración más de un millón y medio de ñus y varios miles de otros herbívoros, como cebras y gacelas, se desplazan casi mil kilómetros en busca de pastos frescos y abrevaderos estables, un espectáculo digno de ver por lo menos una vez en la vida. El Parque nacional Serengeti nació para conservar el ecosistema Serengeti-Mara, un corredor natural fundamental para la Gran Migración, entre el norte de Tanzania y el sur de Kenia. Visitar un poblado masai es un clásico, y es una manera adicional de vivir el lugar.

anita ritenour flickr.jpg

El Monte Kilimanjaro

El Kilimanjaro es una montaña formada por tres volcanes inactivos: el Shira, el Mawenzi y el Kibo, cuyo pico, el Uhuru, se eleva hasta casi 6.000 metros, lo que constituye el punto más elevado de África. Además de por este hecho, el Kilimanjaro es conocido por los famosos campos de hielo de su cumbre, que se están reduciendo de forma dramática desde principios del siglo XX y se estima que desaparecerán por completo entre 2020 y 2050. Destino muy codiciado por aventureros de todo el mundo, ya sea para escalarlo o por lo menos para observarlo, ya que también es hogar de búfalos, leopardos, elefantes y monos.

La posición geográfica del Kilimanjaro en la zona ecuatorial genera pocas variaciones de temperatura, pero hay dos temporadas de lluvias al año: una que va de mediados de marzo hasta junio y la otra en noviembre y diciembre. Para realizar este paseo, sobre todo si se quiere escalar, es importante aclimatarse antes a la altura y estar en muy buen estado físico.

En general parten desde la ciudad de Moshi, la más cercana a la base de la montaña, o desde Arusha.

Zanzíbar

Es uno de los destinos turísticos y de playa más famosos del continente. Con un gran clima y alojamiento variado en cuanto a precios. Este archipiélago es el paraíso perfecto para los amantes del mar. Sus aguas cristalinas la convierten en un lugar codiciado para realizar submarinismo y visitar sus corales.
Puede hacerse una división para entender las diferentes posibilidades de cada zona de Zanzíbar: Nungwi es la zona que tiene mejores playas y por ende más oferta hotelera, actividades náuticas y oferta de bares y restaurantes.
La Costa Este es una zona de mucha juventud, bares y lugares de diversión, así como también de buenas playas. La costa sur y suroeste es donde están los hoteles más caros y exclusivos. Zona con muchos manglares y pequeños acantilados de coral, pero poca arena. Esta zona es famosa por los atardeceres.

feans flickr.jpg

Es fundamental visitar el antiguo mercado de esclavos en Stone Town, la parte antigua, donde cientos de miles de negros fueron sacados a la fuerza para ser vendidos a los 'negreros' que los llevaban hacia las plantaciones de América. También se encuentra la catedral Católica de Zanzíbar, edificada por misioneros franceses a mediados del siglo XIX y sin duda una de las referencias de los visitantes cuando llegan a la isla, sobre todo si esa llegada es en barco, dado que las torres de la catedral son perfectamente visibles desde el mar.

El área Ngorongoro

Este lugar único está ubicado en un cráter volcánico y con un gran reservorio de agua que permite alojar un ecosistema de rinocerontes, cebras, llamingos y búfalos. El Ngorongoro fue declarado zona de conservación en 1959 en el momento en que separó del Parque nacional Serengueti. La zona se convirtió en Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1979.

Posee un sitio de excavación e investigación arqueológica donde se han encontrado restos humanos de más de 2 millones de años. Además se puede entrar al poblado por una módica suma y conocer a la población local, visitar el mercado con artesanías e incluso vincularse con la gente del lugar, que seguramente invitará al turista a conocer sus casas.

scott presnel flickr.jpg

Isla Pemba

Es una isla que forma parte del archipiélago de Zanzíbar, localizada cerca de la costa oriental de África, en aguas del océano Índico. Se sitúa a 50 km al norte de la isla de Unguja, y a otros 50 km de la costa africana. Las islas de Pemba, Unguja y la Isla de Mafia son las tres principales que conforman el archipiélago de Zanzíbar o Islas de las Especias. Codiciada por ser solitaria, de cristalinas aguas y arrecifes de coral y abundante fauna y flora marina, es uno de los lugares más exclusivos. Se puede conseguir alojamiento en posadas, en casas de lugareños o en resorts de lujo.