Taxis y ómnibus obligados a mejorar por el efecto Uber

La IMM apuesta a contar con un servicio de taxi más eficiente a través de un cambio en la normativa; Cutcsa prepara una aplicación
La puesta en marcha de Uber en Montevideo dejó en evidencia los reclamos que durante años se hacían eco entre los montevideanos por la baja calidad del servicio en el transporte público, tanto de taxis como de ómnibus. Así, la Intendencia de Montevideo pretende hacer una apuesta de mejora de la calidad de servicio poniendo más exigencias a los taximetristas y actualizando la normativa de ese tipo de transporte.

Cuando todavía no había pasado una semana de que la multinacional comenzara a funcionar, el intendente Daniel Martínez reconoció que la llegada de la aplicación debería ser un estímulo para mejorar el servicio del transporte. "Si hay gente que puede estar interesada en usar Uber producto del descontento con el servicio del taxi, este es momento de avanzar a solucionar los problemas", dijo a El Observador el intendente a fines de noviembre.

Por ese motivo el camino no sería evitar el funcionamiento de la aplicación o hacer un bloqueo, sino en intentar dar batalla a través de la mejora en la calidad del transporte, dijeron fuentes de la comuna a El Observador.

El director de Transporte de la comuna, Máximo Oleaurre, reconoció que el servicio de taxi necesita "fuertes mejoras", por lo que la administración envió a los taximetristas una serie de puntos en los que se comenzará a trabajar la semana próxima. La idea es discutir tanto la normativa actual como el funcionamiento del servicio. Se buscará entonces hacer una mejora del servicio en todo sentido y se pondrá a estudio desde el tamaño de los coches, el tipo, la separación entre las mamparas y asientos, el funcionamiento de los cinturones de seguridad, o la limpieza, afirmó a El Observador la directora de Movilidad, Beatriz Tabacco.

La comuna plantea modificar la ordenanza municipal que regula el servicio de taxímetro. Según Oleaurre, "la mejora de los servicios en general es una obligación permanente de la intendencia", aunque reconoció que muchos de los problemas del taxi tienen que ver "con aspectos regulatorios que la propia intendencia no ha actualizado". El jerarca explicó que, por ejemplo, la normativa permite que un auto circule como taxi con hasta 15 años de antigüedad. "Eso es un disparate porque a los 15 años un taxi está desecho y eso está establecido en la normativa, entonces hay que cambiarlo", sentenció Oleaurre.
Los taxistas ya están obligados por la normativa departamental a "mantener la carrocería y tapizado del taxi en condiciones de higiene, comodidad y seguridad para los pasajeros", aunque eso no siempre se cumple. Se buscará entonces que se mejore la limpieza de las unidades, el cuidado en general del habitáculo y los asientos, que el cinturón de seguridad funcione, entre otras.

Otro de los aspectos que están planteados es ir hacia la reconversión de las unidades y que los taxis eléctricos tengan más protagonismo.

También los ómnibus

La llegada de Uber puso en alerta también a los ómnibus, que buscan poder competir con la aplicación a través de un mejor servicio.

"Uber aparece y lo que hay que hacer es estar atentos, mejorar el servicio. Nos imaginábamos que iba a pasar, pero como pasó, ahora, estamos dispuestos a crear un buen servicio", afirmó en entrevista con el programa Quién es Quién de Diamante FM el presidente de Cutcsa, Juan Salgado. Esa empresa de transporte va a tomar como ejemplo la experiencia de Uber para que usuarios puedan calificar a choferes y guardas a través de una aplicación. "Tenemos que tener gente que esté prolija", dijo Salgado, aunque no se tomarían medidas disciplinarias contra los trabajadores con esa información de los usuarios. Se pretende que la aplicación esté disponible para todas las empresas y que los pasajeros puedan pagar viajes con el saldo del celular.

Mientras tanto, la comuna dispone a continuar con la política aplicada hasta el momento de controlar el transporte oneroso de pasajeros que no cuente con autorización requerida. "Eso es lo que vamos a seguir controlando y sancionando", afirmó el director de Transporte de la intendencia.

La directora de Movilidad reconoció sin embargo que es "difícil identificar" a los conductores de Uber, y afirmó por otra parte que tampoco se busca que Uber no siga funcionando, sino que no lo haga en la ilegalidad. Las autoridades están dispuestas a escuchar cuáles son las necesidades de la multinacional para brindar un servicio dentro de la legalidad. Tabacco entiende que la reglamentación actual permitiría, "si se llegase a un acuerdo", que los remises trabajaran con Uber.

Comisión del Congreso estudia Uber

El Congreso de Intendentes decidió poner en funcionamiento una comisión integrada por los directores de Movilidad de las Intendencias de Canelones y Montevideo, y un integrante del Congreso para estudiar las diferentes medidas que podrían tomar las intendencias sobre las operaciones de Uber.
"Es claro el desvío de la normativa pero no es fácil detectar quien está incumpliendo y tampoco es fácil sancionarlos, por lo cual es necesario desarrollar algunos instrumentos para poder poner a disposición de quienes quieran sancionar", dijo el intendente de Cerro Largo y presidente del Congreso, Sergio Botana.

La comisión trabajará de esa forma en una batería de herramientas que tengan legalidad y efectividad para todos los gobiernos departamentales y en "determinar claramente cómo se detecta y qué mecanismos legales y claros tenemos de impedir o de sancionar estas situaciones", dijo el intendente de Cerro Largo.

Entre las medidas, dijo Botana, podría estar algún mecanismo vinculado a lo que es el servicio de transacción con al tarjeta de crédito e "impedir o sancionar ese tipo de pagos o crear alguna norma que permita la sanción en ese sentido".

Populares de la sección

Acerca del autor