Tecnología de tratamiento de agua sin químicos eleva la productividad

Silver Bullet es un desarrollo tecnológico que además admite usos domésticos e industriales
La calidad del agua que consumen los animales tiene un impacto directo en su comportamiento productivo. Estudios indican que el nutriente principal para los seres vivos es el agua, sin embargo en la mayor parte de los casos los productores y asesores se concentran en la calidad de otros nutrientes, como la materia seca por ejemplo, sin darle mucha importancia al agua.

Hace unos 10 años se desarrolló en Colorado, Estados Unidos, la tecnología denominada Silver Bullet, para el tratamiento de agua sin la utilización de ningún producto químico. El sistema toma aire del ambiente, que luego es modificado. Diferentes elementos oxidantes, preferentemente hidróxilos y peróxido de hidrógeno, son luego introducidos al agua a través de una tecnología que tiene luz ultravioleta, entre otros componentes.

La tecnología –que puede ser aplicada a nivel doméstico, industrial o agropecuario– obtuvo innumerables premios y certificaciones en Estados Unidos y Europa, y recientemente llegó a Uruguay.
"Más que un producto de venta es un sistema de mejora de la calidad nutricional de los animales. Previamente hacemos un estudio sobre la calidad de agua que consumen los animales y sobre el impacto positivo del consumo de esa agua tratada en la producción", destacó José Pedro Amonte, director de Eco BCG Uruguay, empresa que representa esa tecnología en el mercado local.

Silver Bullet 1

El sistema puede ser utilizado para cualquier tipo de producción animal, y deja al agua en estándares muy difíciles de alcanzar, sin usar ningún tipo de químico, haciendo que el animal tome más agua de calidad. "Eso implica que el animal produzca mucho mejor al no estar recibiendo ningún tipo de carga parasitaria, de protosuarios, bacterias o virus que pueden estar contaminándolo, más allá de que se enferme o no. El animal gasta energía para combatir constantemente esos elementos nocivos", aseguró el empresario.

La ventaja de no utilizar ningún tipo de químico para su tratamiento, es que el agua no tiene ningún olor o sabor extraño. Amonte explicó que muchas veces ese olor o sabor a químico hace que el animal tome solamente la cantidad de agua que necesita para sobrevivir, pero al darle agua sana, sin ningún tipo de residuos, el animal toma mucha más cantidad y eso hace que aumente su hidratación y los rendimientos productivos.

"En el ganado lechero, por ejemplo, la cantidad de leche producida está muy asociada a la ingesta de agua; también la disminución del contenido de células somáticas y la convertibilidad de la materia seca para producir carne", señaló el distribuidor de Silver Bullet.

Silver Bullet 2

Amonte aseguró que es una tecnología que se repaga con el aumento de la producción. Dependiendo de los casos, el sistema se repaga en uno, dos o tres años.

"Hacemos un estudio completo caso a caso. Más allá de vender una tecnología estudiamos toda la situación, los resultados, se analiza la calidad del agua, la nutrición y el estado de los animales, y desde Estados Unidos se toma toda esa información y se hace un estudio sobre los resultados que se esperan obtener con la tecnología. Una vez que se repaga la inversión, ese aumento productivo significan ganancias para la empresa", sostuvo.

Otra ventaja es que este sistema también mantiene disueltos a los minerales, para que no se produzca corrosión. "Es un tratamiento completo, ya sea para la parte mineral como microbiológica, algas, hongos y demás", dijo.

La tecnología está presente en Uruguay desde hace pocos meses. "Estamos bastante avanzados con algunos clientes que se interesaron mucho, pero el principal problema que tenemos es el total desconocimiento del público, algo que le ocurre a todo producto nuevo", comentó.

Silver Bullet 3

"Por eso trabajamos con garantía de éxito, si esto no funciona lo retiramos sin costo, siempre trabajamos a prueba. Se instala algo, se ven los resultados y con la experiencia hecha el potencial cliente elige si adopta o no la tecnología. En Estados Unidos le llaman libre de riesgo, quien esté interesado en probar no tiene más que hacerlo. Es muy interesante para las empresas que buscan la innovación y adoptar tecnologías que son muy exitosas en otros países", explicó.

En resumen, el tratamiento no tiene ningún impacto ambiental negativo, no usa ningún químico como el cloro o dióxido de cloro, y es más barato porque al disminuir los químicos se ahorra un gasto mensual constante; además de ser mucho más eficiente. "Más tarde o temprano será algo que se instalará", consideró Amonte.

Cuadro Silver Bullet



Populares de la sección

Acerca del autor