Temen que empresas lucren con el drama de los inundados

La senadora Moreira dice que ya ocurrió en Paysandú; los intendentes están alertas

Embed

Mientras las aguas vuelven a su cauce y los evacuados recuperan sus casas, el presidente Tabaré Vázquez y los intendentes de todo el país se reunirán hoy para definir cómo será reconstruido lo que destruyeron la lluvia y el viento pero también para emparchar una relación que en los últimos días había sido dañada por acusaciones lanzadas desde el oficialismo.

Pero, como si los problemas fueran pocos, en las últimas horas los intendentes están advirtiendo un riesgo que puede complicarles aún más la vida: la existencia de empresas privadas dispuestas a juntarse para ofrecer sobreprecios y hacer su agosto antes del invierno.

"Cuando alguien sabe que hay determinada plata, afila los dientes. Y acá las empresas juegan con las cartas vistas. Saben que hay US$ 12 millones de dólares para las intendencias y saben cuánto le toca a cada una", dijo a El Observador el intendente de Rocha, Aníbal Pereyra (Frente Amplio).
De los US$ 100 millones previstos por el gobierno para reparar lo dañado, unos US$ 12 irán directamente a manos de los jefes comunales para que lo ejecuten en un plazo no mayor a 60 días.
Los intendentes dicen que no es tan fácil llamar a licitación en ese plazo pero, además, corren el riesgo de enfrentarse con un obstáculo que, aunque alguno ya lo había padecido, esperaban que el drama de los inundados ayudara a evitarlo.

El tema fue puesto arriba de la mesa ayer en El Observador TV por parte de la senadora del Frente Amplio, Constanza Moreira (Casa Grande), quien advirtió que hay empresas que tienen un "comportamiento buitre" y se aprovechan de la urgencia que están sufriendo varios departamentos luego de las inundaciones y del tornado que azotó a Dolores.

La senadora dijo que esas firmas presentan presupuestos desmedidos para reparaciones, en relación al precio del mercado y las calificó como empresas "depredadoras".

"Hay cosas que están pasando que son terribles. En Paysandú se licitó la reparación de 350 kilómetros de los 700 que tiene que reparar el departamento. Los precios están en US$20.000 dólares por kilómetro y las cinco empresas que se presentaron se pusieron de acuerdo en medir US$40 o US$50.000 dólares", contó la parlamentaria.

. El presidente del Congreso de intendentes, el nacionalista Sergio Botana (Cerro Largo) recordó que algo parecido le pasó a él cuando en enero tuvo que pedir un préstamo para comprar maquinaria. "Se juntaron un montón de bancos para ponerse de acuerdo en ofrecer una única tasa de interés. No podemos descartar que se vuelva repetir en esta oportunidad", dijo el jerarca a El Observador.

Por su parte, Pereyra dijo que aunque aún no ha llamado a licitación para reparar puentes y alcantarillados –las maquinarias de la intendencia se harán cargo de los caminos- está alerta ante la posibilidad de que las empresas se junten para cambiar las reglas del juego.

"Tienen todo a favor y juegan con el tiempo y con la necesidad", afirmó el intendente de Rocha.
Consultado por los dichos de Moreira, el presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, respondió: "Si (la senadora) tiene información acerca de que eso está pasando, lo más sensato es que haga la denuncia porque es grave".

"Ruiditos".
En otro orden, a los jefes comunales no les interesa tanto como se repartirán los US$ 100 millones que el Poder Ejecutivo ya tiene previsto usar en la emergencia. Lo que quieren es contar con otras ayudas y con un clima, político y meteorológico, mejor que el que se les cruzó en los últimos días.
"Hay algunos ruiditos en la relación con el gobierno y queremos tomarnos un mate con Vázquez para apagar esas interferencias", dijo a El Observador el presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana (Cerro Largo).

Esas interferencias tienen que ver con declaraciones realizadas la semana pasada por parte del ministro de Economía, Danilo Astori, en las que consideró que los jefes comunales son malos administradores y que ni siquiera terminaron de ejecutar las partidas previstas para el año pasado.

. Por otra parte, los intendentes le plantearán al gobierno la posibilidad de que se los exonere de tributar IVA en aquellas obras de reparación de puentes y caminos azotados por el temporal.

Aún no está claro de qué forma serán repartidos los US$ 100 millones previstos por el gobierno para enfrentar la emergencia. Por lo pronto se sabe que US12 millones irán para las intendencias, US$ 30 millones para el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y unos US$ 10 millones para reparaciones de Ute y ANTEL.
Los evacuados, que llegaron a ser unos 12 mil, son por estas horas unos 800.


Populares de la sección

Acerca del autor