Temer anuncia unidad para combatir violencia contra la mujer

El presidente interino repudió violación grupal que conmocionó al país
El presidente interino de Brasil, Michel Temer, repudió "con la más absoluta vehemencia" la violación en grupo de una adolescente en Río de Janeiro y dijo que se tomarán medidas efectivas para combatir la violencia contra la mujer. El episodio ocurrido el 21 de mayo se conoció cuando un video se hizo viral por las redes sociales dejando una estela de espanto e indignación en Brasil: una adolescente de 16 años desnuda sobre una cama y sus supuestos agresores burlándose de que había sido violada por unos 30 hombres.

"Es absurdo que en pleno siglo XXI tengamos que convivir con crímenes bárbaros como este", señaló Temer en una nota oficial en la que anunció que creará un departamento especial dentro de la Policía Federal para combatir la violencia contra las mujeres. Agregó que esta unidad agrupará información y coordinará acciones en todo el país.

Además, el presidente interino destacó que el Ejecutivo está movilizado, junto con la Secretaría Pública de Río de Janeiro, para "castigar con rigor a los autores de la violación". El ministro de Justicia, Alexandre de Morais, se reunió con el secretario de Justicia de Río, José Mariano Beltrame, y convocó para la próxima semana a una sesión de emergencia con otros secretarios regionales para constituir un equipo de lucha contra esos delitos.

Declara autor del video


Un joven que se identificó como el autor del video sobre la violación de la adolescente por más de 30 hombres y un futbolista, supuesto novio de la menor, declararon ante las autoridades.
El autor del video, Raí de Souza, de 22 años, admitió que mantuvo relaciones "consentidas" con la víctima, pero negó su participación en la supuesta violación colectiva, dijo el jefe policial Alessandro Thiers, titular de la Comisaría de Represión de Crímenes de Informática (DRCI).

El jefe policial Thiers señaló que el autor confeso del video explicó que la frase "30 pasaron por aquí" hacía referencia a una canción de "funk" de las favelas cariocas. "Esta aquí ya se embarazó con más de 30", fue una de las frases que se podía escuchar en el video, que ya ha sido retirado de la red.
De Souza, que no estaba entre la lista de sospechosos, se presentó a la comisaría la noche del viernes junto a Lucas Perdomo, de 20 años y jugador del modesto Boa Vista, equipo de la primera división del campeonato Carioca.

La víctima indicó que era novia del futbolista desde hacía tres años y que estuvo con él un día antes de la violación. Sin embargo, el deportista negó el noviazgo y manifestó que su amigo fue el único que tuvo relaciones sexuales con ella.
Los dos jóvenes fueron dejados en libertad después de declarar.
La Policía Civil de Río de Janeiro admitió que existen "indicios" de la violación colectiva, pero todavía faltan pruebas para acusar a los presuntos responsables.
"Jurídicamente faltan detalles", afirmó el secretario de Seguridad de Río, Mariano Beltrame, quien aseguró que habrá castigo tanto para quienes participaron de la violación como para quienes divulgaron las imágenes.

Cuando digo no, es no


La adolescente ratificó el viernes, en una declaración, su versión de que, después de encontrarse con su supuesto novio, perdió el conocimiento y se despertó desnuda, narcotizada y rodeada por 33 hombres armados con fusiles y pistolas.
En varias ciudades hubo manifestaciones de apoyo a la joven y de condena a las violaciones y a los intentos de criminalizar a las víctimas.

En Río de Janeiro, unas 200 personas, en su mayoría mujeres, se concentraron frente a la Asamblea Legislativa con pancartas de rechazo a las violaciones con lemas como "Cuando digo no, es no" y "No a la cultura de la violación". En San Pablo se erigió un mural en la avenida Paulista con mensajes de apoyo.

Una cultura de la violación
"Una vez más reafirmo mi repudio a la violencia contra las mujeres", publicó en Facebook la presidenta Dilma Rousseff, suspendida de su cargo en el marco de un proceso de destitución. El caso de la violación colectiva en Río de Janeiro no es aislado en Brasil. ONU Mujeres recordó que hace poco ocurrió uno similar en el estado de Piauí, con otra adolescente drogada y abusada por cinco hombres. Según la portavoz de la ONG feminista Think Olga, Luise Bello, la cultura de la violación es muy fuerte en Brasil: "Es parte de nuestro día a día, aunque se niegue". Según datos recopilados por la ONG brasileña Foro de Seguridad Pública, en 2014 la Policía registró una agresión sexual cada 11 minutos. Teniendo en cuenta, según estos mismos datos, que apenas el 10% de los casos es denunciado, se estima que las violaciones en Brasil pueden superar las 500 mil por año.


Fuente: EFE, AFP, Valor Económico

Populares de la sección