Textil de Colonia que quebró dos veces recibió nuevo crédito del gobierno por US$ 1,69 millones

La cooperativa de la ex Agolán de Juan Lacaze recibió financiación oficial

Juan Lacaze (Colonia) creció gracias al empuje de dos industrias que, tras varias crisis y cambios de nombres, siguen sustentando su economía: la Fábrica Nacional de Papel (hoy Fanapel), fundada 1898, y una fábrica textil fundada en 1906. El presidente Tabaré Vázquez aprobó por decreto el lunes 15 de febrero un préstamo de US$ 1,69 millones para la cooperativa lacacina Puerto Sauce, única fábrica del país que produce lana cardada.

El presidente del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), Gustavo Bernini, informó a El Observador que el mandatario aprobó el préstamo del Fondo de Desarrollo (Fondes) luego de que un estudio concluyera que "es posible que la fábrica sea sustentable". En la cooperativa Puerto Sauce trabajan 100 empleados que hoy producen entre 25.000 y 27.000 metros de tela por mes. Un informe elaborado por una consultora contratada por Fondes - Inacoop concluyó que para que la fábrica sea sustentable, tiene que vender 35.000 metros por mes. Esa es la meta de los cooperativistas. "Tenemos que hacer rentable esta empresa este año. Si no llegamos, se cortan los víveres", aseguró el presidente de la cooperativa, Johnny Solahegui.

La fábrica Campomar & Soulas, fundada en 1906, dio quiebra y cerró en 1993. Ese año y en su lugar surgió Agolán, administrado desde sus inicios por la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND). La administración estatal fue un fracaso. La CND inyectó US$ 2,4 millones en 2010 y US$ 4,5 millones en 2011. Dos años después, la empresa dio pérdidas por US$ 4,5 millones y el presidente José Mujica resolvió su cierre.

"No es el problema de Agolán, es el estancamiento de Juan Lacaze en un departamento que trabaja por todas partes. Acá es como si se hubiera sentado una especie de diablo para que sobrevengan crisis laborales, mientras en el resto del país y del departamento no tocamos el cielo con la mano pero cualquiera sabe que la desocupación es inédita", dijo el entonces mandatario en una asamblea de trabajadores el 10 de enero de 2014. Dos semanas antes, en la víspera de Noche Buena, los 270 trabajadores que tenía la empresa habían quedado sin trabajo.

"Lo de Agolán puede remediarse con US$ 1,5 millones, pero a los tres meses estaremos con la misma cantinela, y vamos a seguir amontonando agujeros, y eso es vivir de limosnas", había dicho Mujica, informó el semanario lacacino Noticias. "Lo de Agolán puede remediarse con un US$ 1,5 millones, pero a los tres meses estaremos con la misma cantinela, y vamos a seguir amontonando agujeros, y eso es vivir de limosnas", había dicho Mujica, informó el semanario lacacino Noticias.

Agolán finalmente cerró y en su lugar nació Puerto Sauce, una cooperativa formada por 100 trabajadores que comenzó a producir en octubre de 2014. El Fondes le dio entonces un préstamo de US$ 960 mil, que aún no ha sido pagado. "Hasta que nosotros no podamos tener flujo de fondos es imposible devolver ese primer préstamo. Enseguida que nos entreguen los primeros aportes del préstamo aprobado el lunes, vamos a negociar con la unidad técnica del Fondes – Inacoop la devolución del primer préstamo", informó a El Observador el presidente de la cooperativa.

En los próximos días, la fábrica recibirá una primera partida de US$ 600 mil y más de un millón restante llegará en partidas hasta 2017. "En la medida en que se vayan cumpliendo las otras etapas se van a seguir liberando fondos, con el objetivo de llegar en un año a la sustentabilidad del proyecto", explicó el presidente del Inacoop.

Trabajo seguro para seis meses

El viernes 12 de febrero, Bernini visitó la fábrica de Puerto Sauce para informar que el presidente había aprobado un nuevo préstamo. "Bueno, muchachos. Arrancamos esta etapa con la necesidad de poner todo el esfuerzo porque tenemos un año para lograr el objetivo y llegar al punto de equilibrio, de tal forma que el financiamiento tiene que ser aprovechado", dijo el presidente de Inacoop a los trabajadores.

El Inacoop contrató a un consultor que auditará la cooperativa, asesorará a su dirección y mantendrá informado al gobierno sobre los avances del plan de negocios. Se trata del ingeniero Alejandro Vieira, que realizó el informe en el que el gobierno se basó para aprobar el último préstamo.

Bernini recurre al contexto y al impacto social de esta fábrica para fundamentar la razón del préstamo. "Estamos hablando de una localidad como Juan Lacaze donde prácticamente no hay fuentes de trabajo. Son 100 empleos directos pero hay que tener en cuenta el derrame social que genera en una ciudad de 10.000 habitantes", expresó.

El presidente de la cooperativa informó que la fábrica tiene encargos por 160.000 metros de tela, lo que representa seis meses de trabajo. "Para una empresa que recién arranca tener asegurado seis meses de trabajo es bastante", comentó Solahegui. "Para una empresa que recién arranca tener asegurado seis meses de trabajo es bastante", comentó Solahegui. 60% se vende en Brasil, el 30% en Chile y el resto en Argentina. La semana pasada, Puerto Sauce envió muestras a Estados Unidos en busca de abrir ese mercado.

Solahegui, que presidía el sindicato de trabajadores de Agolán, asegura que con una buena gestión alcanzarán el equilibrio necesario para ser sustentables y advierte que el fracaso de Agolán responde a una "mala gestión".

Agolán tenía cinco gerentes que cobraban US$ 8 mil al mes cada uno. "Si sos un privado no perdés eso. Ni nosotros queríamos ni la empresa podía seguir bancando esas pérdidas. Nosotros tampoco queríamos ser unos bancados", advierte Solahegui. La cooperativa funciona hoy con un solo gerente y su desafío principal es conseguir ser sustentables: vivir sin víveres públicos.

El gobierno negó préstamo a textil de Paysandú

El Fondes realizó un estudio de viabilidad de la fábrica textil Cotrapay de Paysandú, que fue la continuadora de la desaparecida Paylana, y se llegó a una conclusión diferente a la que alcanzó cuando analizó el plan de negocios de la cooperativa textil Puerto Sauce de Juan Lacaze, por lo que le negó dinero a Cotrapay.

"Era la otra textil grande que quedaba en el país pero a diferencia de Puerto Sauce necesitaba una inversión para maquinaria y tecnología muy importante y un nivel de producción que hacía prácticamente inviable la capacidad de sustentarse en el tiempo", explicó el presidente de Inacoop, Gustavo Bernini. "En Puerto Sauce hay personal adecuado y no hay que hacer grandes inversiones en maquinaria; tiene niveles de venta interesante, aunque tiene que mejorar los niveles de productividad y sobre todo mejorar la capacidad de venta", agregó.





Populares de la sección