Theresa May mueve el tablero y pide anticipar elección legislativa

La primera ministra quiere refrendar liderazgo para negociar con mayor firmeza con la UE
En una jugada política a priori riesgosa, la primera ministra británica, Theresa May, apuesta a robustecer su poder, por lo cual solicitó ayer al Parlamento una sorpresiva convocatoria a elecciones legislativas anticipadas el 8 de junio.

De esa forma, en caso de que hoy el Parlamento de vía libre a su planteo, la sucesora de David Cameron estará en una posición más firme para seguir negociando durante los próximos dos años las condiciones del brexit, es decir la salida formal de Gran Bretaña de la Unión Europea, que ya comenzó a activar el 29 de marzo.

Es que luego de la dimisión de su antecesor, y como consecuencia de su victoria en las primarias del Partido Conservador, May pasó directamente del Ministerio del Interior a gobernar el Reino Unido. No obstante, su liderazgo no fue refrendado hasta el momento en las urnas.

Pese a ello, su popularidad supera con amplitud –unos 20 puntos según algunos sondeos– a la del líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn.

Ahora o nunca

"Necesitamos unas elecciones generales y las necesitamos ahora", había dicho May en Downing Street. Para fundamentar su posición, la primera ministra dijo que las elecciones anticipadas garantizarán "el liderazgo fuerte y seguro que necesita el país" en las negociaciones con Bruselas.

En principio, las elecciones legislativas debían realizarse en 2020, y May había rechazado varias veces el pedido de su partido para adelantar los comicios.

En este momento, los conservadores disponen de unaestrecha mayoría absoluta en el Parlamento, de cinco diputados (330 sobre 650). Aún así, carecen de una posición única respecto al brexit, por lo que cada votación requiere dar garantías a una minoría rebelde.

De producirse, estos serán los cuartos comicios trascendentes en menos de tres años, pues seguirían al referéndum de independencia de Escocia de setiembre de 2014, las elecciones de mayo de 2015 y el referéndum sobre la Unión Europea de junio de 2016.

Mientras tanto, Corbyn anunció rápidamente su apoyo a la propuesta, con lo que pareció despejar el camino a una nueva cita de los británicos en las urnas.

Una alternativa

"Saludo la decisión de la primera ministra de dar al pueblo la oportunidad de votar por un gobierno que dé prioridad a los intereses de la mayoría", explicó en un comunicado, en respuesta al pedido de May. "El Partido Laborista ofrecerá al país una alternativa efectiva al gobierno", prometió Corbyn, muchos de cuyos compañeros de partido temen un cataclismo político.

A su vez, la tercera fuerza parlamentaria, los independentistas escoceses del SNP (Partido Nacional Escocés), criticó duramente la convocatoria. Según la jefa del gobierno regional escocés, Nicola Sturgeon, May quiere "escorar" al Reino Unido "a la derecha", así como imponer un brexit duro y más recortes sociales, además de "aplastar" a la oposición.

Sturgeon, que nunca ocultó su descontento con el brexit, pidió a Londres organizar un nuevo referéndum de independencia, tras el de setiembre de 2014, un asunto que la primera ministra pretende postergar hasta saldar el brexit.

A su turno, la Unión Europea afirmó que el planteo de May no altera los planes respecto al Reino Unido. El portavoz del presidente del Consejo Europeo Donald Tusk, Preben Aamann, reiteró que la cumbre del sábado 29 será crucial para encarrilar la negociación del brexit.

Brexit

El referéndum realizado en junio de 2016 terminó con un triunfo a favor de la salida británica de la UE.


Renuncia

La decisión del electorado (51,9% votos a favor del brexit) precipitó la dimisión del entonces primer ministro, David Cameron.


Condiciones

La intención de Theresa May de anticipar las elecciones legislativas le permitirá negociar mejor las concesiones frente a la UE.

Una carrera en el camino de Thatcher

La primera ministra británica Theresa May era una política de perfil bajo, funcionaria competente y laboriosa, que llegó inesperadamente al poder propulsada por la revolución del brexit.

Esta euroescéptica se posicionó a favor de la permanencia del país en la UE, fiel al primer ministro saliente David Cameron, en el referéndum del 23 de junio de 2016. Aunque se implicó poco en la campaña, siempre lo hizo insistiendo en la necesidad de limitar la inmigración, el tema favorito de los partidarios del brexit.

Tras la dimisión de Cameron por la bofetada del referéndum, May se erigió como una figura creíble y fue elegida como la sucesora, asegurando, sin el menor atisbo de dudas, que guiaría con mano firme al país fuera de la UE, con su ya famosa frase "brexit significa brexit".

Hija de un pastor anglicano, esta mujer alta y esbelta de 60 años, de aspecto elegante, ojos expresivos y pelo corto y canoso, forma parte del ala más derechista del Partido Conservador.

Como ministra del Interior, cargo que ocupó desde 2010, mantuvo una línea firme contra la delincuencia, la inmigración clandestina y los predicadores islamistas. May, descripta a menudo como "la nueva Margaret Thatcher" (la "Dama de Hierro"), comenzó su carrera política en 1986 después de estudiar en la Universidad de Oxford y trabajar poco tiempo en el Banco de Inglaterra.

"Es una mujer terriblemente difícil", comentó sobre ella el exministro Kenneth Clarke, un diputado conservador que había trabajado para Thatcher.

Dio sus primeros pasos en política en 1986. Ese año fue elegida concejala del distrito londinense de Merton. Tras dos derrotas, fue elegida en 1997 diputada del Partido Conservador por el distrito de Maidenhead, en Berkshire (sur de Inglaterra).

De 2002 a 2003 fue la primera mujer en ocupar el cargo de secretaria general. En 2005 apoyó a Cameron en su conquista del partido. El Daily Telegraph la describió como "la mujer más importante de la política nacional".

A su vez, una de sus colaboradoras comentó que posee una capacidad de trabajo increíble "y es muy exigente", comenta una de sus colaboradoras. "Odia el riesgo; es alguien en quién se puede confiar", añade.

Theresa May dice que le encanta dar paseos y cocinar. Es protestante practicante pero se manifestó a favor del matrimonio homosexual.

Populares de la sección