Tiroteo en Egipto deja dos muertos

El intercambio de balas fue entre un policía y un presunto terrorista, agentes siguen buscando al resto de los integrantes del grupo
Un supuesto terrorista murió el martes y un policía egipcio resultó herido en un tiroteo durante una redada en el pueblo de Kafr al Saad, situado en la provincia de Damieta (norte), informó la agencia estatal MENA.

El intercambio de disparos se dio durante una operación policial llevada a cabo después de que la Policía consiguiera información sobre la presencia de varios terroristas en dicha zona, según una fuente policial citada por MENA. En el momento que llegaron los policías, los terroristas abrieron fuego, obligándoles a reaccionar, agregó la fuente.

Los agentes continúan desplegados en la zona para detener el resto de los integrantes del grupo, que huyeron durante el tiroteo.

El pasado 9 de abril, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió la autoría de dos atentados contra dos iglesias coptas en las ciudades de Tanta y Alejandría, en el norte de Egipto, en los que murieron al menos 46 personas y otras 100 resultaron heridas.

Detención de sospechosos por atentado en iglesias

La Policía egipcia detuvo a un hombre sospechoso de estar implicado en los dos mortíferos atentados perpetrados contra iglesias coptas el 9 de abril, indicó este martes un responsable de la misma.

Ese día, 45 personas perdieron la vida en dos atentados suicida contra dos iglesias de Alejandría y Tanta, en el norte de Egipto, y reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El ministerio del Interior había publicado la semana pasada una lista de 19 personas acusadas de pertenecer a una "célula terrorista" responsable de estos atentados, y anunció el arresto de tres de ellas.

La policía detuvo a una cuarta persona, Aly Mahmud Mohamed Hasan, en la provincia de Qena, a unos 650 km al sur de El Cairo, indicó este martes un responsable. Fue arrestado gracias a la información aportada por un ciudadano, que dio cuenta de su presencia en casa de un familiar, habitante de esa provincia, según el responsable.

Los dos kamikazes que llevaron a cabo los atentados también eran oriundos de la provincia de Qena.

El ministerio ofreció una recompensa de 500.000 libras (26.000 euros) a todo aquel que ofrezca informaciones útiles para arrestar a cualquier miembro de la célula.

Un hombre también llamado Aly Mahmud Mohamed Hasan fue detenido por error la semana pasada y luego fue liberado en la región del Mar Rojo, a unos 450 km al este de El Cairo.

Los coptos, que representan alrededor del 10% de los 92 millones de egipcios, fueron atacados en varias ocasiones estos últimos meses.

En diciembre, un suicida del EI se inmoló en una iglesia de El Cairo y mató a 29 personas. Después, el grupo yihadista amenazó con multiplicar los ataques contra esta comunidad.

Los atentados del 9 de abril llevaron al presidente, Abdel Fatah Al Sisi, a instaurar el estado de emergencia.

Los hechos ocurrieron semanas antes de la primera visita del papa católico Francisco a Egipto, el 28 y 29 de abril, mantenida a pesar de los ataques.


Fuente: Agencias

Populares de la sección