Todos los que se negaron a tocar para Trump

Finalmente fueron músicos mediocres los que participaron en la fiesta previo a la asunción
Por Eduardo Espina

La lista de artistas en principio iba a ser larga. Se habló, poco pero lo suficiente como para que el rumor se convirtiera en noticia a confirmar, de que iban a cantar Elton John, los Rolling Stones y los Beach Boys.

Con los tres mencionados había suficiente para armar un concierto espectacular, al cual asistirían incluso los más grandes enemigos del presidente entrante, pues la música siempre tiene mayor poderío que el odio y el rechazo visceral.

Pero rápido, uno tras otro, se fueron cayendo de la lista, la cual quedó casi vacía, sin nadie importante que viniera a salvar la gran semana de la vida de Donald Trump.

Hasta los Beach Boys, que amagaron con hacerse presentes y que hubieran aportado un sonido glorioso que ni siquiera el paso del tiempo ha podido interrumpir, decidieron que mejor no, que no sería una buena idea para la imagen del grupo quedar asociados vaya uno a saber por cuánto tiempo al presidente con más impopularidad de la historia en asumir el cargo.

Así que hubo que empezar de nuevo a armar la lista y buscar a quien fuera, porque si no el desastre de imagen hubiera sido mayor.

Hasta músicos y grupos conocidos por su afiliación al Partido Republicano se negaron a ser incluidos en el programa, por lo que la jornada artística del día anterior a la inauguración de la presidencia de Trump fue una de las más desangeladas en tiempos recientes.

Finalmente tocaron 3 Doors Down (grupo de rock que tuvo su cuarto de hora década atrás y que cuenta con George W. Bush como uno de sus seguidores); Toby Keith, cantante country bastante mediocre pero muy popular entre el público masculino republicano; Lee Greenwood, otro cantante country al que hoy en día nadie le presta atención y que solo tuvo un éxito comercial: la patriotera God Bless the USA; y Sam Moore, leyenda de la música negra, integrante del dúo Sam & Dave, cuya canción Soul Man, ha sido utilizada en infinidad de películas y durante la campaña electoral de Bob Dole, en 1996.

Populares de la sección