Total estima plazo de seis años para posible extracción de crudo

La petrolera explicó que es un proceso gradual que debe respetar etapas
En línea con el plazo que habían manejado técnicos del gobierno y expertos privados, la francesa Total estima que el plazo mínimo para iniciar una eventual explotación de petróleo liviano en la plataforma offshore (marítima) uruguaya demandará entre cinco y seis años como mínimo, según lo comentó el gerente general de la compañía en Uruguay, Artur Nunes Da Silva, en un taller organizado para la prensa.

El ejecutivo recordó que los desarrollos de recursos petroleros son procesos "largos". Asimismo, explicó que los tiempos de cada etapa dependen de las necesidades de apreciación y estudios para desarrollar una infraestructura segura y económicamente viable.

Por eso se estima, que entre un descubrimiento y la primera gota de petróleo –que pueda ser explotado comercialmente– se demandará un plazo no menor a cinco y seis años. En ese sentido, recordó que las autorizaciones ambientales en algunos países pueden demandar hasta dos años.
Consultado sobre las actuales condiciones de precios como un limitante para iniciar ese proceso, Da Silva recordó que hace poco más de un año el crudo cotizaba a US$ 100 y que el giro del negocio se caracteriza por ser cíclico. Si bien admitió que hoy el panorama "no es fácil", las empresas petroleras son de "riesgo", acotó.

Por otro lado, indicó que toda la industria está trabajando para bajar costos. De hecho, el buque que prestará los servicios de perforación tendrá un costo para Total que será la mitad de la primera oferta que realizó el prestador de ese servicio. En caso de que la perforación arroje un resultado negativo (un pozo seco), la empresa abandonará su bloque en Uruguay, porque de continuar –por contrato– está obligada a seguir realizando inversiones.
Total tiene el 65% de participación del bloque 14, mientras que el restante 35% está en manos de la estadounidense Exxon Mobil. Restan solamente formalidades para que la firma noruega Statoil adquiera un 15% de ese bloque, reduciendo así la participación de Total al 50%.

Perforación en marcha

La petrolera Total, a cargo de la operación de perforación del pozo en aguas ultraprofundas uruguayas, explicó en el taller las características de los trabajos que se están realizando y que se extenderán por unos 100 días. La compañía inició en la madrugada del pasado jueves en el bloque 14 de su plataforma marítima.

La presentación estuvo a cargo del gerente general de Total, Artur Nunes Da Silva, que en más de una oportunidad se encargó de enfatizar que la "seguridad" es la prioridad absoluta en cada paso que la petrolera está dando en cada perforación offshore que ha realizado. Total tiene en sus espaldas un bagaje de unas 300 pozos en plataformas marítimas.

El pozo Raya-1 –que la naviera Maersk Venturer está ejecutando a 400 km de Montevideo– actualmente tiene como primer objetivo atravesar una columna de agua de 3.401 metros (récord mundial en esa superficie) y luego otros 2.600 metros en el subsuelo marítimo. El buque pueda llegar a ocupar a un máximo de 230 operarios, pero será poco probable que alcance su tope de capacidad, comentó Da Silva.

La nave tiene una longitud de 228 metros y 100 metros de alto. Las tareas incluyen el aporte de tres buque de apoyo que asisten en actividad submarina como inspección; transporte de tubos, y otros hacia y desde la unidad de perforación. El equipo cuenta también con el apoyo de dos helicópteros

Populares de la sección