Trabajadores de la ex Fripur propondrán arrendar planta

La adjudicataria canadiense no la utilizará en un primer momento
Un grupo de trabajadores de la cerrada pesquera Fripur tiene una propuesta para conservar su empleo: arrendar la planta sobre la calle Rondeau al grupo canadiense que resultó adjudicatario de la licitación que vendió en bloque la empresa. Fripur había solicitado concurso de acreedores de manera voluntaria en julio de 2014 y cerró en agosto del año siguiente, ante la imposibilidad de mantenerse en pie.

El lunes 29 de febrero se conoció que la Justicia había optado por adjudicar los activos de Fripur a la norteamericana Cooke Aquaculture por un monto cercano a los US$ 15,5 millones. De esta manera se desechó la propuesta de la cooperativa de extrabajadores de la empresa, Emprendimiento Cooperativo Frigorífico Pesquero Uruguayo.

En ese momento trascendió que la canadiense no planeaba utilizar la planta en la primera fase, sino que el grueso de los 100 trabajadores que emplearía de manera inicial (alrededor de 90) iría a trabajar a los barcos. Bajo este esquema, la mayoría de las personas que tenían a Fripur como su fuente de ingreso al momento de su cierre –alrededor de 960, la mayoría, mujeres– no tendrían un lugar en el proyecto de Cooke Aquaculture.

Por ese motivo, el grupo de trabajadores de la empresa que llevó adelante la propuesta de una industria autogestionado busca ahora alquilar la planta, para realizar allí las tareas que hacían hasta que Fripur bajó cortina. El delegado sindical de Fripur, José Umpiérrez , comentó a El Observador que, como no tendrán flota propia, el plan es conseguir materia prima por otros canales. Por ejemplo, dijo, por la vía de los pescadores artesanales.

El pasado martes, los trabajadores marcharon desde la planta ubicada en el barrio La Aguada hasta la Torre Ejecutiva. Allí, entregaron una carta dirigida al presidente Tabaré Vázquez, según lo informado por La Diaria en su edición del miércoles.

Umpiérrez comentó ayer a El Observador que le solicitaron al mandatario una reunión de carácter "grave y urgente" para ponerlo al tanto de su situación. Lo que desvela a los trabajadores de la ex Fripur es conseguir una solución para obtener una fuente de trabajo, explicó Umpiérrez.

"Dentro del rubro está complicado", señaló el dirigente sindical, que apuntó que el sector pesquero en general atraviesa un momento turbulento. Además, comentó, muchas de las personas que trabajaban en Fripur son mujeres entre los 45 y 60 años, con más de dos décadas de experiencia en la empresa, motivo por el cual su reinserción laboral en otro sector se hace cuesta arriba.

Entrega

Ahora se está negociando la transición de la empresa para que la firma canadiense tome posición de la compañía, dijo a El Observador Francisco Cobas, abogado de la sindicatura .


Populares de la sección