Trabajadores de La Spezia ocupan la casa central

Alrededor de 25 trabajadores de la firma gastronómica se encuentran en las instalaciones de la empresa

Alrededor de 25 trabajadores de La Spezia ocupan la casa central de la empresa gastronómica ubicada en Bulevar España y Libertad, después de que se haya decidido el 18 de marzo el cierre definitivo de la compañía luego de 78 años presente en el mercado local.

Desde el sindicato dijeron a El Observador que se está en "custodia de los bienes" (maquinarias y vehículos), porque se presume que probablemente se decrete su remate el próximo jueves 30. A la hora 15 del jueves se realizará la junta para acreedores privados, en donde los propietarios de la empresa presentarán una propuesta para el pago de las deudas. En caso de que no se acepte, se pasará a etapa de liquidación y los trabajadores también se convertirán en acreedores de la firma.

La empresa pasó a concurso en agosto de 2016 y a finales de ese mes el juzgado de Concursos de Segundo Turno designó como síndico a Mario Soca, que fue quien determinó el cierre definitivo de la empresa.

"Veníamos trabajando con la sindicatura desde agosto de 2016. En su momento se mandó a gente de producción a seguro de paro, lo que mermó la capacidad productiva y a posteriori las ventas. Teníamos la expectativa de llegar a la junta de acreedores trabajando, con la empresa activa. No es lo mismo una firma abierta y con su mercado ganado que una cerrada. Somos muy escépticos con una venta en bloque, lo vemos hoy en día bastante inviable", sostuvo el trabajador y sindicalista, Leonardo Saldías.

Según dijo el síndico Soca a El Observador, la firma tenía al momento de pasar a concurso un activo de alrededor $ 27 millones (equivalente a US$ 950 mil) y un pasivo que lo triplica cercano a los $ 66 millones (US$ 2.320.000). Dentro de las obligaciones con acreedores, la mayor parte corresponde a deudas con el Banco de Previsión Social (BPS), Dirección General Impositiva (DGI) y con entidades financieras privadas. Más del 40% de lo adeudado corresponde a BPS, más de 10% a DGI, cerca de 20% a bancos, mientras que alrededor del 4% del total del pasivo es deuda con los trabajadores.

Sobre esto último, el sindicalista Saldía dijo que se les adeuda salarios vacacionales, aguinaldos y licencias no gozadas desde el año 2015.

Con respecto a declaraciones de uno de los directores de La Spezia, Juan Pablo Speranza, realizadas el lunes a El Observador; donde dijo que se puso a disposición del juez patrimonio personal, Saldía señaló que esto no es así y que "lo que han puesto a disposición son inmuebles que correspondían a la empresa y que se pusieron hace varios años a nombre de otra firma".


Populares de la sección