Transporte de carga y taxis se resentirá por paro de estaciones

Los servicios de ómnibus urbano e interdepartamental no tendrían mayores problemas
El paro de 48 horas que tienen previsto implementar la mayoría de las estaciones de servicio en todo el país el lunes y martes golpeará el funcionamiento de los servicios de transporte de carga y taxis, pero no al de transporte urbano e interdepartamental. Las estaciones permanecerán abiertas pero solo atenderán el expendio de combustibles para servicios esenciales.

En diálogo con El Observador, el presidente de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC), Mauro Borzacconi, dijo que es "muy difícil" que la medida extrema que decidió impulsar la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) no afecte el normal funcionamiento de esa rama de actividad. El empresario explicó prácticamente el 80% de las empresas de transporte tiene una flota de uno a cinco camiones y no cuentan con un sistema de abastecimiento propio de combustibles. Puso el caso de un camión que haga un trayecto de 1.000 km diarios. En ese caso, requeriría al menos una recarga de combustibles en esos dos días porque la capacidad de los tanques de gasoil ronda los 800 litros por unidad, explicó.

El restante 20% de la flota –que está en manos de medianas y grandes empresas de transporte– suele contar con acopios y dispensadores propios de combustibles. Como el paro se anunció con cierta antelación, es probable que esas empresas ya hayan tomado los recaudos del caso.

Otro de los sectores que también verá resentido su funcionamiento es el taxímetro. El presidente de la Patronal del Taxi, Óscar Dourado, comentó a El Observador que la flota de taxis no cuenta con un sistema propio de suministro y que la recarga de combustible suelen hacerse durante la noche. Por lo tanto, si bien las unidades podrían circular durante el lunes, tendrían dificultades para contar con combustible para la actividad del martes.En la otra vereda, donde no habría mayores inconvenientes, sería en el transporte urbano, suburbano e interdepartamental.

La empresa Cutcsa y las cooperativas del transporte capitalino y de la zona metropolitana cuentan con su propio sistema de suministro de combustible. Lo mismo ocurre con la mayoría de las grandes compañías de transporte interdepartamental, explicaron fuentes del sector.

El presidente de Unvenu, Daniel Añón, dijo ayer jueves que la última asamblea de la gremial ratificó la medida con una amplia adhesión, por lo que esperan que el acatamiento sea importante. Cuando se anunció el paro hace dos semanas, eran unos 330 los expendios que habían confirmado que se plegaban a la medida. En Uruguay hay 477 estaciones de servicio. Por medio de Ducsa, ANCAP cuenta con dos bocas de venta en la capital –una sobre la rambla de Punta Carretas y otra en el aeropuerto de Carrasco– que funcionarán normalmente ambos días. Algunas estaciones de servicio están exhortando a sus clientes institucionales a que no posterguen para sábado y domingo la carga de combustible como anticipo al paro, porque prevén picos de demanda en el fin de semana.
La Unvenu resolvió aplicar un paro en respuesta al congelamiento del pago que otorga ANCAP por la venta de combustible desde agosto y la puesta en marcha de un nuevo esquema de retribución por franja que comenzará a regir el próximo año, algo que afectaría la rentabilidad de su negocio, aducen.

Cuestionan esencialidad

La ministra de Industria, Carolina Cosse, no descartó que el gobierno pueda apelar a decretar la esencialidad de ese servicio. "Tenemos que analizarlo. Hay contratos vigentes. Esta es una relación entre estación y distribuidoras, y distribuidoras y ANCAP", explicó. Agregó que esos vínculos entre las estaciones con las distribuidoras generan "ciertas obligaciones" que no se estarían respetando con un paro patronal.

En una conferencia de prensa, el abogado de la Unvenu, Pablo Donnangelo, aseguró que esa posibilidad "no es viable" desde el punto de vista jurídico.

"De lo que se trata aquí es del ejercicio de la protesta. En el estado de derecho moderno, lo único que pueden preservar para sí es el derecho a protestar", argumentó. El asesor legal de Unvenu espera que "no haya represalias por el ejercicio de un derecho constitucional. Espero que las distribuidoras, ANCAP y MIEM (Ministerio de Industria) respeten el ejercicio de un derecho esencial para la vida democrática. No podemos dejar de ejercer un derecho disuadidos de que vamos a sufrir represalias o se va a declarar la esencialidad", dijo Donnangelo.

Aseguran expendio a servicios básicos

La Unión de Vendedores de Nafta precisó que durante el paro las estaciones estarán abiertas al público con minimercados, servicios mecánicos y otros anexos, pero no se venderá combustible al público. De todas manera, los estacioneros garantizaron que ambulancias, bomberos, Policía y servicios militares y de rescate podrán cargar combustible durante el paro.


Populares de la sección