Transportistas adhieren a la movilización del agro

Lo decidió la Asociación de Transportistas de Cargas del Uruguay

La Asociación de Transportes de Cargas del Uruguay (ATCU) expresó su adhesión a la movilización que los productores harán en todo el país el miércoles 24 de febrero, en tanto que la Intergremial de Transporte de Carga –que nuclea a las gremiales de los transportistas– analiza qué posición adoptará sobre este tema, informó a El Observador Agropecuario el productor lechero de Florida Arturo Pardié.

Los productores resolvieron efectuar una nueva movilización, tras la primera manifestación realizada el 19 de enero, donde en nueve zonas del país enlentecieron el tránsito para informar de la difícil situación en el agro.

Considerando que no se avanzó en la problemática del sector lechero (que incluye falta de pagos de Venezuela por más de US$ 90 millones por productos lácteos enviados) y altos costos de tarifas públicas y combustibles que también afectan a otros sectores del campo, se reedita esta nueva expresión de protesta que tendrá lugar en rutas de los 18 departamentos y con características similares a la movilización anterior.

La gremial del transporte manifestó, por nota enviada al movimiento de productores, que "apoya al tambo y al agro en general en busca de una solución de baja del costo país".

"El transporte está sufriendo un combustible que incide en un 65% en el flete, más la suba de salarios, seguros, patentes, rutas y caminos destruidos, aportes a BPS y DGI donde, con y sin trabajo, este costo es permanente", sostiene la nota firmada por el presidente de la gremial, Diego Valverde.

La misiva concluye que "lamentablemente la cadena productiva se está despedazando y por ello ATCU estará presente en la movilización del 24 de febrero".
Pardie, productor de un grupo CREA y que actualmente remite a Conaprole unos 1.000 litros diarios de leche, resaltó también el apoyo de la Asamblea de Presidentes de la Federación Rural y que al igual que en la movilización anterior se cuenta con el apoyo de centros comerciales de distintas ciudades del interior del país.

El tema no solo está referido a los lecheros, sino también a otros sectores de la producción como ocurre con el sector de la avicultura que soporta los efectos de un fuerte ingreso de pollos de contrabando desde Brasil y que se vende especialmente en los departamentos de frontera, destacó Pardié.

Marcos Algorta, tambero de San José, señaló a su vez que los problemas de fondo siguen vigentes, en la medida que los costos de producción siguen operando por encima de los niveles del mercado.

La movilización plantea que se reconsideren los aumentos tarifarios y se busquen otras medidas para financiar las ineficiencias del Estado, que haya un ajuste en el precio de los combustibles, que aumente el patrullaje rural nocturno y haya medidas proteccionistas para el sector hortícola. l

Acerca del autor