Tras falta de acuerdo, IMM desiste de regular horario de salones de fiesta

Cámara de locales y eventos pretende discutir el tema a nivel nacional para evitar "desventaja"

Luego de un año de negociaciones, denuncias por ruidos molestos y medidas provisorias, la Intendencia de Montevideo enviará esta semana un proyecto de decreto a la Junta Departamental para limitar el horario de las actividades nocturnas. Dentro de esa nueva normativa, y a pedido de la Cámara de Eventos, Salones de Fiestas y Afines (Cesefa), la comuna pretendía regular también el horario de las fiestas de cumpleaños y casamientos, que sería en 2018 hasta las 3:00 de la madrugada. Pero, tras falta de acuerdo entre los empresarios, se definió dar marcha atrás en esa medida.

Según dijo a El Observador el prosecretario de la intendencia de Montevideo, Christian Di Candia, en el nuevo decreto los salones de fiestas y eventos entraban dentro de la categoría A y, en caso de que la norma fuera aprobada, deberían comenzar a cerrar sus puestas a las 4:00 durante 2017 y a las 3:00 desde 2018.

Para la comuna, los salones de fiestas no suponen una problemática entre los ruidos molestos, por lo que esa disposición no estaba prevista en el borrador original que había elaborado la intendencia. Ese documento, dijo Di Candia, no preveía ninguna restricción para esos locales, sino que ello dependería de la habilitación específica de cada fiesta, según la locación y capacidad.

Lea también: IMM busca restringir horario de boliches y salones de fiestas por decreto

Ahora, al "evidenciarse que no existía acuerdo entre los propios empresarios", se les pidió reconsiderar el pedido. Y esa restricción volvió a cero.

Tras una reunión el pasado viernes se acordó entonces un "compromiso conjunto de avanzar en un proyecto que será elevado al Congreso de Intendentes para su tratamiento con una perspectiva nacional y no departamental", explicó Di Candia.

Consultado por El Observador el presidente de Cesefa, Roberto Barcos, dijo que si bien están de acuerdo en la necesidad de "manejar horarios más potables", cambiar las reglas de juego solo en Montevideo dejaría en desventaja con otros departamentos.

La idea es entonces que se trate a nivel nacional y "que jueguen los mismos parámetros y reglas para todos", afirmó.

Según publicó Búsqueda en su última edición, son seis las categorías en las que la IMM separó a los locales nocturnos para definir el horario de cierre. Para el caso de las discotecas, categoría B, el horario de cierre será en 2017 a las 5:00 y pasaría a las 4:00 en 2018. En tanto, para el grupo de los pubs o restaurantes –categoría C– que pasen música a más de 60 decibeles, la hora de cierre será este año a las 3:00 y a partir del siguiente a las 2:00. Lo mismo aplica para los locales de la categoría E, que son los que combinan distintas modalidades.

Si se trata de locales de categoría C, pero que solo pasan música ambiente, podrán abrir las 24 horas.

Di Candia explicó que el proyecto está actualmente en revisión jurídica y que será presentado hoy lunes a los locales nocturnos y pubs, y al Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), entre otros actores. Luego la discusión pasará a la Junta Departamental.

El prosecretario de la comuna había asegurado a El Observador que los horarios fueron fijados se manera subjetiva y que se dio libertad a la bancada del Frente Amplio para realizar las modificaciones que vea convenientes.

Con este decreto, la IMM "intenta mediar entre intereses y derechos que entran en colisión en horarios complejos", dijo Di Candia.


Populares de la sección