Tras la huella de Guarteche: los nuevos jefes de la Policía

Layera asumirá como director nacional y Pérez, en Montevideo
La renuncia por razones de salud del director nacional de la Policía, el inspector principal retirado Julio Guarteche, generó una serie de relevos encadenados en la cúpula de la organización. Su sucesor será el comisario general retirado Mario Layera, actual jefe de Policía de Montevideo y uno de los hombres de mayor confianza de Guarteche. A su vez, en el lugar de Layera, como jefe de Policía de Montevideo asumirá el comisario mayor retirado Ricardo Pérez, que desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en Canelones y que trabajó como jefe de investigaciones de ese departamento durante seis años codo a codo junto al equipo liderado por Guarteche en la Brigada Antidrogas.

Pérez nació hace 55 años en Risso, un poblado de Soriano de 500 habitantes. En ese departamento en 1982 comenzó su carrera policial como agente de segunda. Dos años después ingresó a la Escuela de Policía, de la que egresó como oficial en 1986. Luego de trabajar en El Pinar, llegó como comisario a San Ramón, localidad de Canelones donde conoció a los hermanos Guarteche, Julio y Sergio, el exdirector nacional de Policía y el actual jefe de Policía de Durazno, respectivamente, quienes por esos años eran comisarios en Florida y Canelones.

Pérez trabajó más tarde en otras comisarías de Canelones, entre ellas, en Las Piedras y Ciudad de la Costa, hasta que en 2001 participó de la creación de la Policía Comunitaria de Canelones, donde asumió como director de la oficina departamental.

El mayor salto que marcó su trayectoria profesional se dio en 2005, cuando fue designado director de Investigaciones de Canelones, cargo que ocupó hasta 2011. Durante esos seis años, Pérez trabajó en la investigación de hurtos, rapiñas, narcotráfico y homicidios junto a Inteligencia, Policía Científica y la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, que dirigía Julio Guarteche.

El equipo de Guarteche en la conocida Brigada Antidrogas estaba integrado, entre otros, por Layera y Williams García, actual director de Inteligencia. Cuando Guarteche fue elegido en 2010 por el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para dirigir la Policía Nacional, recurrió a sus viejos conocidos, con quienes compartía el método de investigación además de la confianza, y así ascendieron Layera y García. En esos años también se forjó el vínculo de Pérez con aquellos investigadores que hoy marcan el rumbo de la Policía Nacional.

Durante sus años como jefe de Investigaciones de Canelones, Pérez dirigió el equipo que atrapó a un asesino serial que mató a un chofer de Raincoop y a dos taxistas entre 2003 y 2004. En mayo de 2006, el equipo de Pérez logró probar que el asesino serial era un policía que había trabajado en la investigación de los crímenes.
En 2011, Pérez fue nombrado subjefe de Policía de Lavalleja, y un año después, jefe de Treinta y Tres, hasta que el año pasado regresó a Canelones también como jefe. Desde este mes será el nuevo jerarca policial de Montevideo.
Su antecesor, Layera, se destacó por su trabajo en la Brigada Antidrogas, dirección que ocupó luego de que Guarteche ascendiera a director nacional de Policía. Layera estuvo en esa dependencia hasta 2013, cuando Bonomi y Guarteche lo designaron jefe de Policía de Montevideo y le encargaron la reestructura de esa dependencia. El jerarca se destaca por sus métodos investigativos, destinados, principalmente, a la desarticulación de organizaciones criminales.
Mientras se preparan estos relevos, asumió ayer el comisario mayor Leandro Palomeque como director Nacional de Bomberos, quien hasta ahora se había desempeñado como vocero de esa fuerza. l

Populares de la sección