Tres detenidos declaran este viernes por disparos en partido de Tercera división

Uno se entregó pero negó ser el autor

Tres personas quedaron detenidas y seguirán declarando este viernes ante la jueza penal Blanca Rieiro por el disparo a un hincha de Rampla durante un partido de la Tercera división contra Cerro. Fuentes vinculadas con el caso indicaron a El Observador que uno de los detenidos se entregó y había sido identificado como el autor, pero ante la Justicia negó serlo.

Este jueves de mañana declararon dirigentes de la institución así como el técnico de Primera división del club, Luis "Ronco" López. Ignacio Durán, abogado de Rampla, dijo a la salida del juzgado que hay hinchas de Cerro que participaron de los incidentes que están identificados, según consignó Telenoche.

Lea también: A los tiros en el fútbol

El abogado indicó que los testigos tienen "mucho miedo" por temor a represalias. "Es toda gente del barrio y si bien no lo dicen expresamente queda de manifiesto en las declaraciones", agregó.

Lo que sucedió

Un grupo de unos 100 hinchas de ambos equipos compartían la única grada del complejo Sebastián Bauza del Club Atlético Bella Vista, ubicada en pleno Montevideo rural, cuando menos de diez personas llegaron en seis motos y comenzaron a insultar a los jugadores.

A unos 50 metros de allí, el técnico de la primera división de Rampla, Luis "Ronco" López, miraba a algunos de los jugadores de su equipo principal a los que había descendido para que pudieran disputar este partido, luego de no haber tenido actividad el fin de semana. Cuando los que minutos antes habían llegado en moto se percataron de que entre los espectadores estaba el "Ronco", se abalanzaron contra él.

"¿Qué haces acá?", gritaron los atacantes a López y, entre insultos, uno de ellos llegó a darle un golpe de puño en la cara. Miguel Servetti, guardia de seguridad del club y padre de Claudio y de Pablo, dos jugadores que alternan entre la Tercera y la Primera ramplense, se interpuso para intentar proteger a López, cuando se oyeron dos disparos.

Una de las balas impactó en la espalda de Servetti, quien quedó tendido en el suelo. Luego del disparo, los atacantes caminaron sin apuro unos 50 metros, se subieron a las motos en las que habían llegado y abandonaron el lugar.


Populares de la sección