Tres discos y una canción

Críticas de los últimos lanzamientos de Iggy Pop, Esperanza Spalding, Molina y Los Cósmicos, y Juan Celofán

Esperanza Spalding - Emily's D+Evolution


Género: jazz
Sello: Concord Records
****
Temas destacados: Heaven to Earth, One Unconditional love, Rest in Pleasure

Esperanza Spalding - Good Lava

El planeta musical conoció a Esperanza Spalding por dos cosas: arrebatarle el Grammy a Justin Bieber en una noche en la que parecía que el por entonces niño pop iba a consagrarse y tocar para la familia Obama días después, en la Casa Blanca. Esto sucedió en 2011, cuando, tras eso, parecía solidificarse como una nueva esperanza contemporánea para el género jazz. Lo cierto es que Spalding salió del radar hace dos años, cuando volvió a su ciudad natal de Portland para desintoxicarse y desconectar. Su regreso marca no solo un significativo quiebre respecto del más clásico y climático Chamber Music Society, de 2010, sino que además la termina de definir como una artista a seguir para interpretar las ambiciones contemporáneas del jazz más cercanas a un público general, una línea en la que también podría ubicarse a Donny McCaslin.

Spalding ya había probado que tanto su voz como su bajo podían moverse con soltura entre los estándares más clásicos del género pero ahora suma a esto una capacidad de involucrarse con aristas más progresivas y rockeras. En Emily's D+Evolution, su voz suena tan a la altura de los clásicos de estos cruces como mantiene cierta frescura propia de alguien que todavía tiene historia por hacer dentro del género. Y ciertamente, que haya añadido volumen y colores a su sonido más cercanos a una estética rockera (se destaca en varios medios su cercanía con los míticos Cream) la traen hacia esta zona del mundo: no es difícil encontrar en su nuevo sonido cierta reminiscencia a la forma en que se meten con el género una buena cantidad de músicos uruguayos y argentinos. En concreto, más allá de su voz, el encare del bajo de Spalding da una actitud a la cantante del afro que no tenía en discos anteriores.

Emily, la protagonista de las nuevas canciones (y la responsable de que Spalding haya abandonado su afro para adoptar una estética mucho más chic, es revelada por Esperanza Spalding como una especie de seudónimo o alterego perfecto para comunicar otro tipo de cosas. "Es un espíritu, un aspecto mío que me encontré, uno del que no era consciente", explica la propia Spalding.

Se puede decir que Heaven to Earth y One, dos canciones en el medio del disco, conforman el núcleo principal de lo que es la identidad nueva de Spalding en este nuevo disco: se asemejan a lo que uno pensaría es el entorno ideal para un jazzero –entreveros de instrumentos coordinados como si de una jam session se tratase– y arranques potentes e integrales a nivel de orquestación en los que la voz de Spalding ofrece el color principal mientras dibuja con su bajo en el espacio que ofrecen el resto de los instrumentos. Esas explosiones de voz y musicalidad permiten revelar a otro tipo de artista. Para cuando las guitarras acompañan en un solo, como es el caso de la última canción mencionada, el hechizo de Spalding ya es total.

Finalmente, para entender a la nueva Esperanza Spalding si no se tiene mucho tiempo habría que escuchar Unconditional love, una balada en la que su bajo se vuelve verdaderamente un trueno en una canción que no podría recibir otra caracterización que la de una perfecta canción pop, ejecutada por alguien que puede dominar con maestría ese género desde las bases y posibilidades del jazz más contemporáneo. (Sebastián Auyanet)


Molina y los Cósmicos - El folk de la frontera

Género: rock, pop, indie
Sello: Santas palmeras
***


Molina y Los Cósmicos en KEXP

Nicolás Molina es uno de los trabajadores más empedernidos del ambiente de la música local. A fuerza de insistencia y canciones, su proyecto se ha abierto paso no solo en la escena local sino además en espacios poco frecuentados por la música uruguaya como los shows en vivo de radios estadounidenses y festivales musicales de países sudamericanos, además de haber tenido el privilegio de abrir el concierto local del cantautor español Nacho Vegas. En este breve registro de 8 canciones definidas por el género que da nombre al disco y suceden en un escenario emparentable con Molina (vive en Aguas Dulces, Rocha) se suman algunas variantes a su ya reconocible identidad sonora. Con todo, la muestra más llamativa es la de Nada de Usted, producida sutilmente por el electrónico Par, que da otro tono más lúgubre al sonido melancólico de Molina.

Ese es un experimento exitoso en medio del recorrido folk pop del disco, donde las baladas son el espacio en el que compositor se rodea mejor de efectos apreciables y disfrutables además de la voz de Emma Ralph que lo complementa.

A pesar de no contar con lo que se dice un "hit", en El folk de la frontera Molina se maneja a gusto entre historias de personajes terrenales como De suerte y error (donde la influencia de Nacho Vegas se hace todavía más patente). Mientras tanto, todo lo que tiene que sonar en un trabajo con estas aspiraciones estéticas fronterizas efectivamente está presente. (SA)


Iggy Pop - Post Pop Depression

Género: rock
Sello: Loma Vista
****
Temas destacados: Gardenia, American Valhalla, Chocolate Drops, Paraguay


Post Pop Depression

En una reciente entrevista, Iggy Pop, leyenda del punk, afirmó que necesitaba un cambio. Así como en 1976 el otrora líder de The Stooges se hizo amigo de David Bowie y reconstruyó con su ayuda una carrera que comenzó con dos exitosos discos, en 2015 se acercó a otro músico que se transformaría en su nuevo colaborador: Josh Homme, líder de Queens of the Stone Age.

En el último disco de QOTSA, ...Like Clockwork (2013), Iggy Pop encontró lo que quería hacer: no gritar sino cantar.

En secreto, ambos artistas realizaron lo que sería el decimoséptimo trabajo del mítico vocalista. Y, como sucedió hace 40 años con Bowie, el músico encontró en Homme un nuevo par. En este sentido, Post Pop Depression es tanto de Pop como de Homme. La mano del productor es evidente para quienes sigan su carrera –sus característicos riffs, el sonido de su guitarra, los bajos densos–, pero también su es su voz la que aparece en muchas ocasiones haciendo coros, aportándole la suavidad en la excelentemente curtida interpretación de Pop.

El dúo logra un punto medio entre la personalidad avasallante y punk de Pop, y el rock sofisticado y directo de Homme. Entre ambos consiguieron un sonido fresco y moderno, con una pata en el pasado –con guiños a su etapa bowieana, como en el tema German Days– y el peso de la trayectoria. Tras la muerte de Bowie, Pop afirmó que el inglés lo "resucitó". En este caso, se podría decir que Homme le dio una décima vida.

Post Pop Depression habla de la muerte, del fin de una carrera, y de su legado. En temas como Paraguay anuncia su desprecio por la vida moderna y maneja la posibilidad de abandonar todo e irse a ese país. Pero también toca al amor y al sexo, con el potencial hit Gardenia como mejor ejemplo.

"I have nothing but my name" afirma Pop en un susurro grave y rasposo en American Valhalla.

Si sus amenazas de retirarse son llevadas a cabo, Post Pop Depression y su próxima gira funcionarían como un excelente punto final. Una elegía emotiva que lo despida hacia el valhalla de los rockeros. (Kristel Latecki)


Dos Palabras - Juan Celofán


Juan Celofán - Dos Palabras

El músico uruguayo, radicado hace tres años en Chile, presentó esta semana el primer single de su segundo disco, Tránsito, a editarse por el sello chileno Carbón.

Como en su anterior trabajo homónimo producido por Daniel Anselmi, Celofán compone sobre un pop electrónico con una fuerte presencia de guitarras acústicas. Esa formula vuelve en Dos Palabras, con un riff sutil y una melodía pegadiza con similitudes con las de Gustavo Cerati y el andino Gepe. Celofán deja ganas de escuchar más. (KL)

Populares de la sección