Tres muertos por incendio en un depósito de fuegos artificiales

Otro trabajador está grave; local no tiene habilitación de Bomberos
Tres jóvenes empleados de un depósito de fuegos artificiales de 21, 22 y 27 años murieron calcinados ayer a causa de un incendio que afectó el local ubicado en Toledo Chico (Canelones), sobre la ruta 84. Un cuarto trabajador de 27 años logró salir del lugar y fue internado en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque) en grave estado.

El incidente tuvo lugar ayer pasada la hora 15. Un empleado que estaba trabajando junto a sus cuatro compañeros salió del galpón para ir al baño. A los pocos segundos, y de acuerdo con lo que quedó registrado en las cámaras se seguridad externas, se ve cómo en el lugar se produjo la explosión con un incendio que arrasó las instalaciones, lo que se conoce como "inflamación súbita", explicó a los medios de prensa el director nacional de Bomberos, Leandro Palomeque, que concurrió al lugar para constatar personalmente lo ocurrido.

El trabajador que salió del depósito resultó ileso y ayer fue interrogado por la Policía y personal de Bomberos, dado que es el principal testigo.

Dentro del depósito, que tiene unos 300 metros cuadrados de extensión, había fuegos artificiales importados que estaban listos para ser distribuidos y otros que estaban vencidos y a la espera de ser llevados a destruir al Servicio de Material y Armamento (SMA) del Ejército.

Los cuerpos de los empleados que murieron calcinados fueron hallados sobre la puerta de ingreso al galpón, mientras que su compañero que resultó con serias quemaduras logró salir del local y fue auxiliado por efectivos policiales a un costado del depósito y trasladado al Cenaque.

En el predio hay otros dos depósitos de fuegos artificiales y dos galpones de mayor tamaño con productos de bazar importados. En total, en el lugar trabajan cerca de 15 empleados, detalló a El Observador la vocera de la Dirección Nacional Bomberos (DNB), Mariela Vivone.

Sin habilitación


El terreno donde están ubicados los depósitos no tiene habilitación de la DNB, dado que había iniciado el trámite en 2012 y en 2014 quedó sin efecto porque la empresa no corrigió una serie de observaciones. El año pasado la firma comenzó a gestionar un nuevo permiso cuyo trámite se encuentra en curso, dijo Palomeque. El sistema de respuesta para incendios que estaba instalado en el lugar tampoco funcionó.

Ahora la DNB iniciará una investigación para establecer las causas del foco de calor que provocó el incendio, indicó el jerarca. Una vez que las pericias estén concluidas, serán presentadas a la jueza de Toledo que dirigirá la investigación judicial del episodio para que defina si existe algún tipo de responsabilidad de los titulares de la empresa.

Por el tipo de productos almacenados, la empresa también debía contar con una habilitación del SMA, aunque fuentes castrenses no pudieron anoche confirmar si la tenía o no.

Populares de la sección