Tres opciones gourmet para salir a comer, con beneficios

Escaramuza, Café Misterio y FOC ofrecen experiencias originales con un 25% de descuento con las tarjetas de crédito exclusivas de Itaú
Un desayuno completo en un ambiente cálido y rodeado de libros, un almuerzo con sushi gourmet en Carrasco y una cena de autor en pleno Punta Carretas, conforman un circuito gourmet variado y original. Si a esto se le suma que, en los tres lugares, cualquier plato de la carta tiene un 25% de descuento el plan es redondo.

Eso es lo que ofrece Itaú al pagar en importantes restaurantes, boutiques gourmet, tiempo libre y hoteles con sus tarjetas de crédito Oro, Platinum, Infinite y Black *.

Aquí las propuestas de Escaramuza, Café Misterio y FOC, algunas de las muchas opciones para deleitarse en Montevideo sin gastar de más.

Escaramuza

esacaramuza.jpg

Una antigua casona reciclada, libros en sus paredes, al fondo un cálido y pequeño café y además un hermoso patio; este es el panorama en Escaramuza, una librería-restaurante que abrió sus puertas hace un año.

La cocina es un joyita imperdible. Su propuesta busca devolverle dinamismo a Montevideo y con esto en mente acaban de inaugurar su desayuno completo. A partir de las 9 de la mañana todo está pronto para recibir el día acompañado de un desayuno variado, sano y preparado en el momento.


En los distintos platos aparece su pan de campo casero, yogur, ensalada de frutas, mermelada, tortas y granola, todo de elaboración propia. Los responsables de la propuesta son Alejandro Morales y Florencia Courrèges, los mismo cocineros de La Huella de José Ignacio, considerado uno de los mejores restaurante de Uruguay y Latinoamérica según el ranking The 50 Best Restaurants.

Los únicos elementos del desayuno que no se elaboran en Escaramuza son los tés y el café, aunque este último -de Mvd Roasters, el primer coffee roaster uruguayo- también es molido en el momento.

Embed

Cumplimos un año desde que abrimos nuestras puertas ☺️ y no podemos estar más agradecidos por toda la buena onda que...

Posted by Escaramuza on martes, 30 de mayo de 2017

La decoración cuidada y la luminosa claraboya, dan al ambiente un toque de calidez que recibe a quien visita el local con una propuesta de calidad.

La cocina de Escaramuza no para. Luego del desayuno el menú cambia para el almuerzo; de tarde se puede elegir entre propuestas diferentes para la merienda. En definitiva, un lugar ideal para disfrutar con tiempo de la buena comida y la buena compañía, incluyendo la de un libro.

Café Misterio

misterio.jpg

Disfrutar: ese es el plan obligatorio si se decide visitar Café Misterio, un hermoso restaurante ubicado en una esquina de Carrasco a una cuadra de la emblemática Avenida Arocena. Es un lugar cálido y sofisticado, donde el escenario es tan importante como la propuesta gastronómica y que lleva 24 años de cocina sin interrupciones.

"Una de nuestras máximas es la constante renovación. Desde el comienzo siempre cambiamos nuestra propuesta todos los años: desde los uniformes de los mozos, la carta -que varía dos o tres veces al año-, la decoración, la ambientación, hastala música", dijo su chef y copropietario Juan Pablo Clerici.


La mayoría de los clientes de Café Misterio son fieles desde sus comienzos y muchos son vecinos del barrio; por eso, a pesar de su impronta gourmet y su estilo refinado, el restaurante mantiene su sabor local. Esto se percibe en la cercanía del chef con sus comensales.

También llega al restaurante una cantidad cada vez mayor de clientes extranjeros, según su chef, lo que le agega al lugar el toque cosmopolita.

Si hay un plato que caracteriza a Café Misterio dentro de su menú, es su variada propuesta de sushi, que en 1995 lo convirtió en el primer restaurante en ofrecer el clásico plato japonés en Uruguay.

Embed

Sera verdad? Yo que vos vengo y averiguo, hoy hay corvina rubia, palometa y salmon. Nada mal !!!!

Una publicación compartida de Cafe Misterio (@cafemisterio) el


"De a poquito el sushi fue ganando terreno dentro de Café Misterio hasta lograr lo que es hoy: una parte vital", dijo Clerici, quien destacó que -como hace más de 20 años- en su restaurante la prioridad a la hora de hacerlo es el pescado fresco y entero. En Café Misterio ningún detalle del plato se deja librado al azar. "Por ejemplo, acá el tamaño de los rolls siempre fue el mismo; hay un equilibrio entre la cantidad de arroz y el pescado. Hace 10 años algunos consideraban que eran pequeños; hoy la gente entiende más y sabe valorar que la cantidad de arroz esté en equilibrio con la de pescado", subrayó sobre un plato para el que hay montada una mesa de preparación visible al público.

Pero el menú de Café Misterio no se reduce al sushi y tiene opciones para todos los gustos, incluyendo comidas vegetarianas. Al final todo se trata de equilibrio también en la carta, en la que Clerici destaca el balance entre carnes y pescados.

FOC

foc.jpg

Una cocina moderna, creativa y de autor definen las preparaciones de Foc, un restaurante con una identidad bien marcada que lleva la firma de su chef y fundador Martín Lavecchia. El uruguayo construyó su cocina en base a su gran experiencia en España, en restaurantes consagrados como Celler de Can Roca –tres estrellas Michelin– y Alkimia –una estrella. Hace cuatro años Lavecchia decidió volver a Montevideo y abrió un pequeño restaurante llamado Foc -palabra catalana que significa fuego- en Ciudad Vieja. Le fue tan bien que el año pasado su emprendimiento se transformó en un espacio con capacidad para más de 40 personas a pocas cuadras del shopping de Punta Carretas.

Esta expansión implica que, además de Lavecchia, la cocina de Foc hoy esté integrada por varios cocineros, muchos de ellos extranjeros. "Hay un checo, un venezolano y de los uruguayos la mayoría es gente del interior", contó a El Observador su chef.

Embed

Sale Risotto de langostinos!!! #somosfuego #somosfuego #focresto

Una publicación compartida de FOC (@focrestaurante) el


Los productos del mercado y la materia prima de estación son una constante en todas las prolijas y refinadas preparaciones. Por ejemplo el plato elegido como destacado por el chef es una brótola seleccionada especialmente para Foc por una pescadería artesanal de la zona.

La cocina se enmarca allí en un entorno pintoresco y rodeado de arte. Ahora el lugar alberga la exposición de arte contemporáneo "supernova" de la artista Lucía Wainberg. Tanto por la comida como por la ambientación, visitar Foc es un espectáculo para los ojos. "Cocino según mi forma de sentir y me gusta que mis platos tengan sentimiento", dijo Lavecchia.


El menú ofrece dos opciones: la carta "tradicional" y una degustación de cinco pasos, que cambia aproximadamente cada un mes. "Nunca variamos el menú entero".

La continua innovación es otro de los conceptos que construye la filosofía de Foc. "Este es un restaurante para crear. Uno constantemente tiene que estar despierto para renovar, así no te aburrís, no caes en la monotonía, aunque no abandonamos las propuestas clásicas porque nos gusta comer", contó el chef.

Todos los contenidos identificados como O Media son realizados por el equipo de El Observador comisionados por empresas u organizaciones. Se trata de un contenido que no necesariamente responde a los criterios editoriales de El Observador.


*No acumulable con otras campañas vigentes. Vigencia de la campaña: del 1 de mayo al 30 de setiembre de 2017.