Trump arremetió contra los refugiados

El candidato republicano a la Casa Blanca intenta ponerse a los latinos de su lado y va contra los musulmanes
El millonario Donald Trump atacó este jueves a los refugiados de Medio Oriente, al tiempo que intentó quedarse con el voto de los latinos, una porción muy alta de la base electoral en Estados Unidos, en su primer discurso anoche ante la Convención Republicana tras ser nominado como candidato oficial por su partido para las elecciones presidenciales.

Tras aceptar la nominación, Trump se presentó como un líder que restaurará la seguridad en su país. "Tengo un mensaje para ustedes: el crimen y la violencia que hoy aflige a nuestra nación pronto, y de verdad digo pronto, acabarán", señaló Trump, que se enfrentará a la ex secretaria de Estado y ex primera dama Hillary Clinton el 8 de noviembre.

"Décadas de récord en inmigración produjeron salarios más bajos y mayor desempleo para nuestros ciudadanos, especialmente para los trabajadores afroamericanos y latinos. Vamos a tener un sistema de inmigración que funciona, pero uno que funcione para el pueblo estadounidense", aseveró Trump ante unos 2.500 delegados que lo escuchaban en la ciudad de Cleveland, Ohio, a las 23.30 hora uruguaya, cuando cerraba la Convención Republicana que había comenzado el lunes. Además, dijo que ahora hay 2 millones de latinos más en la pobreza respecto a cuando asumió el presidente Barack Obama.

De esta forma, integró a los hispanos que ya viven en EEUU y que pueden votar, aunque reiteró que construirá un muro en la frontera con México para frenar la inmigración de personas sin documentos.
"Los ataques a nuestra Policía, y el terrorismo en nuestras ciudades, amenaza nuestra forma de vida. Cualquier político que no capte este peligro no está en condiciones de liderar nuestro país", añadió Trump.

"Debemos suspender inmediatamente la inmigración de cualquier nación que haya sido puesta en peligro por el terrorismo hasta que tengamos mecanismos probados de escrutinio riguroso", afirmó. "Cerca de 180.000 inmigrantes ilegales con antecedents penales, sobre quienes pesa una orden de deportación de nuestro país, están libres esta noche amenazando a nuestros pacíficos ciudadanos", dijo el candidato.

Trump aprovechó su beligerante discurso para criticar duramente al Partido Demócrata de Obama y Clinton. El candidato que llevará al país a "la ley y el orden" culpó al gobierno de un incremento de la criminalidad, y acusó a su vez a Clinton de generar inestabilidad en varias regiones del planeta.

"EEUU es menos seguro y el mundo es menos estable que cuando Obama decidió poner a Hillary Clinton a cargo de la política exterior", dijo el candidato republicano. Y agregó: "Mientras seamos liderados por políticos que no pongan a EEUU primero estaremos seguros de que otras naciones irrespetarán a EEUU".

"Mi oponente ha llamado a un incremento radical del 550% de los refugiados sirios, además de los flujos masivos de refugiados que ya están llegando a nuestro país bajo el gobierno del presidente Barack Obama. Propone esto a pesar de que no hay forma de revisar a estos refugiados para averiguar quiénes son o de dónde vienen", afirmó Trump. "Cualquier persona que apoye la violencia, el odio o la opresión no es bienvenida en nuestro país y nunca lo será", añadió. Clinton y Trump están cabeza a cabeza, según un promedio de encuestas que da a la exsecretaria de Estado el 44% de las intenciones de voto contra 41% para el magnate inmobiliario.

Fuente: Agencias

Populares de la sección