Trump ataca a la prensa por supuesta cobertura deshonesta

El candidato republicano cree que los medios lo tergiversan
No compito contra la deshonesta Hillary Clinton, estoy compitiendo contra la prensa deshonesta", dijo este fin de semana el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, en un discurso en Fairfield, Connecticut, y con ello lanzó su ira contra los medios de comunicación.

Trump parece particularmente disgustado con un artículo de The New York Times, que cita a una fuente anónima cercana al candidato, diciendo que en privado "frecuentemente está de mal humor y es huraño".

Republicanos cercanos a su campaña fueron citados señalando que Trump ha estado "exhausto, frustrado y desconcertado" por el rumbo del proceso político.

El magnate inmobiliario respondió ayer en Twitter: "Mis eventos de campaña no son cubiertos apropiadamente por la prensa. Ellos nunca hablan del mensaje real y nunca muestran el tamaño del entusiasmo de la multitud".

Trump se ha quejado por meses de la cobertura mediática que recibe. Las acreditaciones de una larga lista de medios de comunicación –como The New York Times, Buzzfeed, Politico y Washington Post– han sido retiradas, mientras que el magnate ha dicho que si llega a ser presidente será más fácil demandar a los medios.

Pero el monitoreo de los medios dice que el aspirante republicano a la Casa Blanca ha recibido una cobertura más amplia que cualquier otro candidato en años.

Paul Manafort, jefe de campaña de Trump, también arremetió contra los medios durante una aparición ayer en CNN.

"Contrario a lo que dice la historia sin fuentes de The New York Times, la campaña esta avanzando y muy fuerte", dijo. "Nosotros recolectamos más de US$ 132 millones en los últimos dos meses".

Hizo notar que Trump ha visitado repetidamente estados clave como Pensilvania, Ohio y Florida y ha logrado "tener gran atracción en esos estados".

Encuestas desfavorables

Sin embargo, encuestas recientes muestran que los números de Trump no han sido buenos en esos estados, bastiones fundamentales para la guerra electoral.

El multimillonario salió muy mal parado luego de comentarios sobre los padres de un soldado estadounidense musulmán muerto en Irak y sus sugerencias a "grupos de la segunda enmienda", que defienden la compra y tenencia de armas, para que tomen en sus manos su aversión contra Clinton.

Uno de los principales asesores de Trump, el senador de Alabama Jeff Sessions, reconoció ayer que el candidato necesita una forma de comunicación "más efectiva" para llegar a la gente.

En la entrevista de CNN también se le preguntó a Manafort sobre las crecientes presiones a Trump para que difunda su declaración de impuestos después de que el viernes Clinton hizo pública la suya. "Cuando (la auditoría) este completa, él publicará su declaración", dijo Manafort, agregado que la declaración de Clinton muestra que sus ingresos vienen de "gente que se benefició muy bien de su período en el Departamento de Estado", en referencia al tiempo que ella fue jefa de la diplomacia estadounidense.

"Hasta ahora no he visto historias sobre eso" en los medios, replicó.

Fuente: AFP

Populares de la sección