Trump, el centro de la campaña para demócratas y republicanos

En su primer discurso como candidata, Hillary Clinton se enfocó en el magnate inmobiliario
"Deshonesta Hillary Clinton me mencionó 22 veces en su muy largo y muy aburrido discurso. Muchas de sus declaraciones eran mentiras e invenciones", tuiteó ayer el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, en respuesta a la presentación de su rival el jueves por la noche cuando aceptó la nominación de la Convención Demócrata.

En realidad, la ex secretaria de Estado y ex primera dama de Estados Unidos lo mencionó directa o indirectamente 78 veces en su discurso, según un relevamiento del sitio web Politico.

En sus palabras ante la Convención Republicana una semana antes, el magnate inmobiliario había mencionado directamente a Clinton solo 11 veces. Es que, para bien o para mal, Trump se ha convertido en el centro de esta campaña para conquistar la Casa Blanca, y tanto demócratas como republicanos hablan de él todo el tiempo.

"Él quiere dividirnos, del resto del mundo y de nosotros mismos", dijo en un momento Clinton en su discurso. "Él quiere que tengamos miedo del futuro y tengamos miedo entre nosotros", agregó. "En Atlantic City, a 60 millas de acá, encontrarán contratistas y pequeños negocios que perdieron todo porque Donald Trump se rehusó a pagar sus cuentas", lanzó. Y así, 75 veces más.

Clinton formuló un llamado a mirar "el futuro con coraje y confianza". "Construyamos un mejor mañana para nuestros niños y nuestro país. Y cuando lo hagamos Estados Unidos será más grande que nunca", señaló.

Esta frase es una referencia directa al lema principal de la campaña de Trump (Make America Great Again, Que Estados Unidos sea grande de nuevo), y deja en evidencia la tentativa de marcar distancia del devastador diagnóstico planteado por el millonario, quien en su discurso de aceptación de la candidatura republicana había trazado un panorama desolador de la situación del país. Los estadounidenses, dijo, no solo "enfrentaban un desastre económico, sino que han tenido que vivir una humillación internacional tras otra".

Ayer, y en claro pie de guerra, Trump le dedicó gran parte de su línea de tiempo de Twitter a la demócrata. De los 21 mensajes que publicó en la red social, 14 se referían a su rival, varios de ellos con el hashtag #NeverHillary (Nunca Hillary).

"El discurso de Hillary Clinton fue una colección insultante de clichés y retóricas recicladas", señaló ayer Trump en una respuesta al embate recibido la noche anterior.

Trump ya había conquistado la interna republicana. Ahora se quedó con la demócrata también.

Fuente: Agencias

Populares de la sección