Trump bajo fuego tras pasar información sensible a rusos

El presidente informó a Moscú de datos que habían sido aportados confidencialmente por Israel
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quedó bajo intensa polémica al oficializar este martes su decisión de suministrar al gobierno ruso información confidencial respecto de las estrategias empleadas por el Estado Islámico para consumar atentados terroristas.

Mientras su imagen pública parece estar estancada y en una meseta (una encuesta de Public Policy Polling sitúa en 40% el apoyo a su gestión), algunos congresistas republicanos, su propio partido, ya comenzaron a expresar en público su recelo por esta última actitud del presidente.

Pero a su vez, su relación con los servicios de inteligencia quedó en entredicho, pese a que la Casa Blanca se empeñó en negar la verosimilitud de las versiones periodísticas que dieron cuenta de ese supuesto desliz.

De hecho, el principal asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, teniente general H.R. McMaster, aseguró que la información suministrada por el presidente fue "totalmente apropiada" y que la versión difundida por el diario The Washington Post era falsa.

A partir de sus tuits improvisados y la acusación de haber revelado secretos a los rusos, Trump traspasó los límites y resquebrajó la relación de la Casa Blanca con las agencias de inteligencia estadounidenses y aliadas.

Pero también puso en riesgo la seguridad del país, según coincidieron en señalar distintos expertos este martes.

"Como presidente quise compartir con Rusia, como es mi derecho absoluto, hechos sobre terrorismo y seguridad aeronáutica", admitió Trump a través de la red social Twitter.

Se refería a su encuentro con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov y el embajador ruso en Washington, Serguéi Kislyak.

Al recibirlos en la Casa Blanca la semana pasada, Trump les habló sobre un plan de EI para que ordenadores portátiles puedan ser utilizados en vuelos para realizar algún tipo de ataque terrorista, según la versión del Washington Post.

En tanto, este martes trascendió que la información secreta que Trump compartió con los diplomáticos rusos fue proporcionada por Israel, según informó The New Times. La onda expansiva de la actitud presidencial seguía resonando ayer en la Casa Blanca y sus alrededores.

Tanto funcionarios del Departamento de Estado, como exagentes de inteligencia y otros altos jerarcas de la administración dijeron que la actitud de Trump puede llevar a los aliados de Washington a dejar de compartir secretos con Estados Unidos.

"Él no puede simplemente ir y revelar información confidencial sin crear grandes problemas con la comunidad de inteligencia", dijo el exdirector de la CIA Leon Panetta a CNN. Douglas Smith, un ex secretario adjunto de Departamento de Seguridad Interna, dijo que Trump parece haber puesto en peligro el "santo grial" del mundo de inteligencia: los métodos y medios para recolectar información.

La misma preocupación fue compartida por varios miembros del Congreso. La senadora republicana Susan Collins, miembro del Comité de Inteligencia del Senado, remarcó en un comunicado que, aunque el presidente "tiene la autoridad legal para revelar información clasificada, sería muy preocupante si compartió informes tan delicados con los rusos".

A su vez, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, sugirió que el presidente pudo "haber dañado gravemente" la seguridad nacional "y de varias maneras".

Revelación

Trump suministró información secreta sobre supuestos planes terroristas del EI a dos diplomáticos rusos.

Inquietud

La decisión del presidente preocupa a círculos diplomáticos y los servicios de inteligencia.

Críticas


Congresistas demócratas y republicanos fustigaron su actitud

Pidió al FBI que no investigara a Flynn


El diario New York Times reveló este martes que el presidente estadounidense Donald Trump le pidió al exjefe del FBI, James Comey, que pusiera fin a la investigación sobre los vínculos con Rusia del exasesor en seguridad de la Casa Blanca, Michael Flynn.

Según consigna el diario neoyorquino, basado en un memorando realizado poco después de la reunión, esta solicitud tuvo lugar en un encuentro entre ambos ocurrido en febrero de este año.

"Espero que puedas dejar pasar esto", le dijo Trump a Comey, según el documento que fue revelado a un periodista del Times por una fuente cercana al exdirector del FBI, despedido la semana pasada del cargo por Trump.

El diario no vio ese documento sino que el asistente de Comey leyó al periodista parte del texto.

Flynn, un general retirado que asumió como asesor de seguridad nacional en el gobierno de Trump cuando llegó a la Casa Blanca, el 20 de enero, renunció a su cargo el 13 de febrero en medio de un escándalo por ocultar sus contactos con representantes del Kremlin.

Flynn salió de la administración de Trump por ocultar la naturaleza de las conversaciones que había mantenido con el embajador ruso, Sergei Kislyak.

También se supo que recibió decenas de miles de dólares de tres compañías rusas, incluyendo la cadena de televisión RT, por discursos o intervenciones realizadas poco antes de que se uniera a la campaña electoral de Trump.

Comey fue destituido el martes, en principio por su papel en la investigación por el polémico uso de correos electrónicos desde un servidor privado de la excandidata demócrata Hillary Clinton.



Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección