Trump: las empresas que abandonen EEUU enfrentarán "consecuencias"

El presidente electo adviritó qué sucederá si las compañias se van en busca de menores costos

Las compañías que abandonen Estados Unidos en busca de menores costos en el extranjero enfrentarán "consecuencias", amenazó este jueves el próximo presidente, Donald Trump, ofreciendo cortar impuestos y regulaciones para mantener el parque industrial en el país.

"Las compañías no van a abandonar Estados Unidos sin consecuencias. No va a pasar", lanzó Trump durante una visita a la fábrica de aparatos de aire acondicionado Carrier en Indiana, que renunció a relocalizar mil puestos de trabajo en México.

Tras hacer campaña sobre la promesa de salvaguardar los empleos en las fábricas estadounidenses, el magnate escogió visitar esta planta convertida esta semana en el símbolo de la política que pretende implementar contra la instalación de industrias estadounidenses en otros países.

"Abandonar el país va a ser muy, muy difícil", apuntó.

Carrier anunció el martes que había cancelado su plan de relocalizar 1.000 puestos de trabajo a México, indicando en Twitter que tomó esa decisión después de "concluir un acuerdo con el presidente electo". En un comunicado posterior explicó que los "incentivos propuestos por el Estado (de Indiana) jugaron un rol importante" en la decisión.

"El estado de Indiana ofreció a Carrier un paquete plurianual de 7 millones de dólares, acompañado de condiciones de empleo, de mantenimiento de puestos de trabajo y de inversiones financieras", precisó el jueves la filial del gigante United Technologies.

Según medios estadounidenses, también recibirá beneficios fiscales durante seis años.

¿Peor el remedio?

Indianapolis es la primera parada de Trump en una "gira de la victoria" por estados industriales donde pavimentó su camino a la Casa Blanca con el mensaje de que devolverá empleos en una región deprimida por la reubicación de empresas a otros países.

Trump, acompañado por su vicepresidente, Mike Pence, que es también el gobernador de Indiana, narró en detalle cómo, durante una conversación telefónica, forzó el brazo del presidente del grupo United Technologies, Gregory Hayes, presente en la sala.

También se burló de quienes le critican de menoscabar de esa forma la función presidencial.

"Ellos dicen que no es presidencial llamar a estos grandes líderes empresariales. Creo, al contrario, que es muy presidencial y si no lo es está bien", señaló.

Pero los empleos salvados no representan sino una mínima fracción del problema: El economista Paul Krugman calculó en Twitter que un acuerdo similar semanal durante cuatro años devolvería únicamente 4% de todos los puestos de trabajo desaparecidos desde 2000.

La propuesta de Trump abarca principalmente reducir impuestos, de 35% a 15% "con suerte", y eliminar regulaciones "sin sentido" que "aplastan" a los negocios.

Pero el excandidato presidencial demócrata Bernie Sanders denunció una "solución que solo empeora el problema de inequidad en Estados Unidos".

"En vez de un (pago de) impuesto, la empresa se va a beneficiar de una reducción de impuesto. ¡Wow! (...) ¿Cómo es que eso castiga a las compañías que se mudan de Estados Unidos?", ironizó.

Mucho "comercio estúpido"

En tanto, en la localidad de Huntington, 700 empleados de una fábrica de microprocesadores perteneciente a United Technologies, temen por su estabilidad ya que la firma planea relocalizar la producción a México para 2018.

La tasa de desempleo es de 4,4% en Indiana, donde las empresas buscan personal altamente calificado, como en los sectores de tecnología de información o fabricación automatizada.

La gira continuará este jueves, en también industrial estado de Ohio.

Esta gira ocurre después que el presidente electo anunció nombramientos de suma importancia en su equipo económico: el banquero Steven Mnuchin, de 53 años, será su secretario del Tesoro, al tiempo que el multimillonario Wilbur Ross, de 79 años, asumirá el departamento de Comercio.

Mnuchin y Ross tendrán, precisamente, la responsabilidad de aplicar la promesa de campaña de rever los acuerdos comerciales firmados por Estados Unidos y preservar los empleos industriales de la relocalización al extranjero.

Trump tomó la oportunidad para denunciar nuevamente el tratado de libre comercio de Norteamérica (TLCAN): El TLCAN "es una autopista de un solo sentido hacia México, nada viene hacia nosotros".

Trump también reiteró su promesa de construir un muro en la frontera con México para impedir el ingreso de drogas e inmigrantes clandestinos. "Créanme, vamos a construir ese muro", señaló.

Ross descartó de forma enérgica las acusaciones de proteccionismo. "'Proteccionismo' no es una palabra significativa, es peyorativa", dijo Ross a la red de televisión CNBC.

De acuerdo con el próximo secretario de Comercio, las autoridades estadounidenses hasta ahora "han hecho mucho comercio estúpido y es eso lo que queremos corregir", dijo, en especial en el "aumento de las exportaciones estadounidenses".

En realidad, la aplicación práctica de esta política de Washington en materia de intercambio internacional está más directamente en manos del Representante Especial para Comercio (USTR), quien aún no ha sido anunciado.


Fuente: AFP (por Timothy A. Clary)

Populares de la sección