Trump trata de disipar rumores de caos en designación de su gabinete

Operadores de todo tipo buscan influir en nombres de su gobierno

Donald Trump buscó ayer disipar la impresión generada en la opinión pública de que existe un desorden generalizado en el proceso de composición de su futuro gobierno, del que hasta ahora solo se conocen dos funcionarios oficialmente anunciados por el presidente electo.

Después de varios días de evidentes forcejeos para hacerse un lugar en la futura administración, Trump recurrió a la red social Twitter para tratar de despejar los rumores sobre el desorden reinante.

"En marcha un proceso muy organizado mientras decido sobre el gabinete y muchos otros puestos. ¡Yo soy el único que sabe quiénes son los escogidos!", expresó el mandatario electo en uno de sus mensajes.

La normativa no establece un plazo para que un presidente electo divulgue su gabinete, aunque la práctica es que los nombramientos fundamentales se hacen en un plazo razonable para enviar un mensaje de tranquilidad.

Para Trump, la idea de un caos generalizado en el proceso de formación del gobierno es responsabilidad del diario The New York Times, al que acusó de que estaba "decepcionado porque ahora lucen como tontos por la cobertura" que hacen sobre su figura.

La lucha

El mandatario electo afirmó que, contrario a versiones que circulan de forma insistente en la prensa, nunca pidió que sus hijos tengan acceso a secretos de Estado durante el proceso de formación de gobierno. Esa versión es "típicamente una noticia falsa", afirmó.

Las oficinas personales de Trump en la torre que lleva su nombre en Manhattan se convirtieron por estos días en un desfile de empresarios y políticos.

Pero hasta el momento Trump solo anunció que el presidente del Comité Nacional del partido Republicano, Reince Priebus, será su jefe de gabinete, y que Steve Bannon será el jefe de estrategia y principal asesor de la Casa Blanca.

El nombramiento de Bannon, considerado un representante de los sectores de la ultraderecha estadounidense, encendió luces de alerta y abrió una espectacular polémica.

En ese ambiente de indefiniciones, rumores indican que el exprecandidato presidencial republicano y actual gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, perdió terreno en el entorno presidencial.

Al mismo tiempo, la opinión pública aguarda alguna pista sobre quién estará al frente del Departamento de Estado, una pieza clave porque representa la política exterior de la Casa Blanca.

Para ese puesto se barajan los nombres del exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, el ultraconservador John Bolton –uno de los ideólogos de la invasión a Irak– y el senador republicano Bob Corker.

Las operaciones políticas en la designación del gabinete son retratadas en la serie House of Cards, que busca representar las tensiones diarias del establishment político de Estados Unidos.

El primer atisbo de esas tensiones en el círculo más próximo al mandatario electo surgió de Eliot Cohen, un académico conservador que fue asesor del Departamento de Estado durante el gobierno de George W. Bush.

Cohen llegó a conversar con miembros del equipo de transición de Trump, y luego de esos contactos envió un mensaje a sus conocidos: "Mantengan distancia".

El diputado conservador Mike Rogers, quien en algún momento llegó a ser considerado para un puesto en el área de inteligencia, también prefirió alejarse del proceso, alegando la enorme "confusión" sobre la cadena de mando.

A cuchillo

La red de televisión CNN hizo referencias a una disputa "a cuchillo" por un lugar en el futuro gobierno dentro del equipo de transición.

En ese combate generalizado, el joven Jared Kushner –casado con la hija del presidente electo, Ivanka– sería uno de los operadores más implacables, en especial en el desplazamiento del gobernador Christie.

De acuerdo con la prensa local, cuando Christie era fiscal de Nueva Jersey procesó al padre de Kushner por evasión fiscal, y ahora llegó el momento de arreglar las cuentas.

Así, el desplazamiento de varias figuras próximas a Trump durante la campaña está relacionada con su vinculación con Christie, según la prensa local.
Fuente: AFP

Populares de la sección